Actualización: Lun, 29 / Oct / 2018 11:26 am
Colombia.com Bogotá Lun, 29 / Oct / 2018 7:30 am

Colombia sería pionera en la adopción de Criptomonedas

Colombia aspira a ser un líder del sector en América del Sur con la regulación de monedas virtuales.

Colombia sería pionera en la adopción de Criptomonedas
Colombia quiere ser pionera, pero tendrá que hacerlo mucho mejor de lo que lo hace ahora mismo. Foto: Cortesía

Colombia podría convertirse en el primer país latinoamericano en adoptar oficialmente las criptomonedas dentro del ecosistema financiero local.

Comenzó siendo un rumor, peo ahora ya es oficial, el sistema de bancos colombiano tienen en la mira a las criptomonedas; incluso hay noticias sobre la formulación de un proyecto de ley de criptoactivos. Lo cual está causando fuertes críticas debido a que atenta contra la naturaleza de las criptomonedas.

Recordemos que los atributos que las hacen atractivas son:

  1. Descentralización
  2. Anonimato
  3. Seguridad
  4. Rapidez

Si los bancos, el gobierno o ambos intervienen en el proceso, se pierden los principios del anonimato y descentralización, lo cual –evidentemente–  no podrá muy feliz a muchos.

Vacíos legales en relación a las criptodivisas

El proyecto apenas está siendo formulado, por lo que aún hay mucho material por definir. Dentro de estos asuntos pendientes hay un punto muy interesante que podría ser clave para definir el curso de las criptomonedas en Colombia.

¿Son divisas o son activos? ¿Serían asunto del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones o de la Superintendencia financiera? ¿Cómo se calcularía su valor siendo este tan volátil? Al no tener respaldo, algunos expertos las definen como activos; aunque claramente tienen más de una característica de una moneda, pero al final del día también son tecnología.

El proyecto impulsado por el senador Carlos Abraham Jiménez es apenas eso, un proyecto. No obstante, diversas asociaciones ligadas al mundo de estas divisas y a la tecnología que soporta a la mayoría, el Blockchain, han afirmado que les preocupan las inconsistencias en el documento inicial.

El beneficio máximo para el Estado sería mayor capacidad para recaudar impuestos y la provisión marco legal para que ciertas instituciones incursionen en el mundo de los activos digitales. Pero en el documento se perciben aún ciertas áreas grises que ponen en tela de juicio si existe comprensión o no sobre la manera en la que estas monedas operan.

Colombia debería aprender de la experiencia ajena

El país vecino, Venezuela, impulsó un proyecto de ley de naturaleza similar. Esto como parte de las medidas de adopción del Petro, su criptomoneda oficial. Pero la falta de buenas noticias en la actualidad solo deja ver que el proyecto está siendo un total fracaso, al menos de momento.

Hay que tener en cuenta que el gobierno de Nicolás Maduro enfrenta fuertes sanciones internacionales y que, parece, su criptomoneda y las medidas de regulación de minería y criptoactivos son un escape de dichas medidas. En ese sentido podemos afirmar que Colombia no es Venezuela, es cierto.

Sin embargo, podemos aprender de la experiencia obtenida por parte de otros países que han tratado de regularlas sin éxito, como Rusia.

Algunos apuntan a que el proyecto de ley en Colombia se lanzará con el fin de evitar primeramente el lavado de dinero y la financiación de grupos paramilitares.

De cualquier manera, la regularización total casi parece imposible. Además, la burocracia y los intereses cruzados enlentecen esa adaptación. El avance de la tecnología, incluyendo el Blockchain, va más rápido de lo que si quiera podemos procesarlo.

Colombia quiere ser pionera, pero tendrá que hacerlo mucho mejor de lo que lo hace ahora mismo.