Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Ejecutado en China un banquero acusado de corrupción

Ejecutado en China un banquero acusado de corrupción, el propio dirigente confesó que había recibido más de 200 millones de dólares en sobornos por ascensos y adjudicación de contratos.

Lai Xiaomin fue ejecutado por casos de corrupción en los que recibió más de 200 millones de dólares en sobornos. Foto: Twitter @TrendStudies
Lai Xiaomin fue ejecutado por casos de corrupción en los que recibió más de 200 millones de dólares en sobornos. Foto: Twitter @TrendStudies

Ejecutado en China un banquero acusado de corrupción, el propio dirigente confesó que había recibido más de 200 millones de dólares en sobornos por ascensos y adjudicación de contratos.

Las leyes en la China tienen fama de ser muy estrictas e implacables y una muestra de ello tiene que ver con las rigurosas penas que se aplican a quienes cometen delitos, muestra de ello tiene que ver con la pena máxima que se decretó contra un banquero acusado y condenado por liderar un banco en el que recibió sobornos multimillonarios.

Lai Xiaomin protagonizó en su país el más sonado escándalo de corrupción financiera, cuando ostentando un importantísimo cargo dirigencial en la Comisión Reguladora de la Banca de China, CBRC, tejió toda una red de sobornos considerada como la más grande de la historia del país asiático.

El Tribunal de Justicia chino lo declaró culpable de recibir más de 200 millones en sobornos que él mismo solicitaba por ascensos y adjudicaciones de proyectos, situación que calificó la justicia como una acción que puso en riesgo la estabilidad y la seguridad de las finanzas de la nación produciendo un impacto social altamente negativo.

@QhuboCali

A Lai Xiaomin, un exbanqu...

Ver tweet completo

Durante diez años, entre 2008 y 2018, Lai Xiaomin recibió 277 millones de dólares como producto de sus sobornos y además obtuvo otros 4 millones de dólares en un desfalco a una de las cuentas de la Sociedad Estatal de Gestión que él mismo presidía.

Este hombre fue miembro del Partido Comunista Chino, pero fue expulsado de dicha colectividad, la de mayor tamaño en el país y después de eso se dedicó a la banca estatal con una actividad negativa al frente de la sociedad que presidió y que le valió a esta el sobrenombre de “banco malo”.

Xiaomin fue arrestado y apresado en el año 2018 y el pasado 5 de enero el Tribunal de Justicia decidió que debía ser ejecutado por robar a su propio país en diferentes actos de corrupción, lo más curios del asunto es que en algunos casos, las penas de muerte han sido cambiadas por prisión perpetua, pero el estrado consideró que por su condición de alto dirigente su delito revestía mayor gravedad.

A Lai Xiaomin no solo se le llevó ante la justicia por corrupción, también se le juzgó por el delito de bigamia, una violación a las leyes que empeoró su situación, pero que no fue la causa de ejecución.

El presidente de la nación, Xi Jinping, está empeñado en aplicar el máximo rigor a casos como el del banquero, pues en décadas anteriores, China se vio permeado por una corrupción sin precedentes que enriqueció exageradamente a varios de sus dirigentes.

Artículos Relacionados

+ Artículos