Por: Manuel Fonseca • Colombia.com

Uso de tapabocas en Francia ya no será obligatorio y prepara reapertura total en el país

Francia está en la búsqueda de recuperar la normalidad post-pandemia, comenzando a levantar, restricciones y autorizando la apertura y regreso a diferentes ámbitos laborales.

Actualización
El país comenzó a disminuir las medidas de prevención contra el Covid-19 ante la caída de los contagios diarios. Foto: Shutterstock
El país comenzó a disminuir las medidas de prevención contra el Covid-19 ante la caída de los contagios diarios. Foto: Shutterstock

Francia está en la búsqueda de recuperar la normalidad post-pandemia, comenzando a levantar, restricciones y autorizando la apertura y regreso a diferentes ámbitos laborales.

Francia decidió suspender desde este martes el uso obligatorio de cubrebocas en espacios exteriores tras una disminución de los casos diarios de la COVID-19 en el país, a lo que se suma la reducción de algunas medidas, como retirar el límite de aforos en espacios culturales.

El presidente francés, Emmanuel Macron, explica en una entrevista al diario La Voix du Nord, que esta primera etapa de levantamiento de restricciones coincide con las previsiones sobre la evolución de la epidemia que había hecho su Gobierno, ya que se constata que “desde hace varios días tenemos una baja de la tasa de incidencia”.

Junto al fin del cubrebocas en la calle, también deja de ser obligatorio el home office para los empleos donde era posible, aunque el Ejecutivo sigue recomendándolo. Desde finales de diciembre era imperativo al menos tres días a la semana.

El Gobierno recuerda en su página web que hay que seguir llevando cubrebocas en el exterior cuando no se puede mantener una distancia de un metro con otras personas y que hay que continuar cumpliendo con otras medidas como lavarse las manos o airear regularmente los espacios cerrados.

Entretanto, Francia ha estado envuelto en la polémica luego de imponer el pasaporte de vacunación antiCovid para garantizar el acceso a restaurantes, lugares culturales o de ocio, medida por la cual se han desatado protestas a lo largo de los últimos meses.

Otras temas que regresarán a la normalidad desde este 2 de febrero es el retorno al trabajo presencial en los centros laborales, la eliminación de los aforos máximos en recintos deportivos.

 El próximo 16 de febrero las autoridades del país decidirán la reapertura de bares, teatros y conciertos masivos.

Ante la situación en los hospitales, Francia no fue tan lejos como Dinamarca e Inglaterra y mantiene el pasaporte de vacunación que permite a los mayores de 16 años poder acceder a lugares de ocio y culturales.

La próxima fase de aperturas comenzará el 16 de febrero, cuando reabran las discotecas, cerradas desde el 10 de diciembre, y se autoricen de nuevo los conciertos con aforos completos y los consumos en barras de los bares.

En cuanto a las escuelas, Macron mencionó un eventual aligeramiento del protocolo sanitario, que se discutirá este miércoles, y podría entrar en vigor después de las vacaciones de invierno, a principios de marzo.
 

Artículos Relacionados

+ Artículos