Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Pedro Castillo dice que en 11 meses de gobierno no le han encontrado pruebas de corrupción

A Pedro Castillo, presidente de Perú, se le acusa de liderar una presunta red de corrupción al interior del Ministerio de Transporte y Comunicaciones en donde se entregaban contratos públicos a cambio de sobornos.
 

Pedro Castillo asegura que en 11 meses de gobierno no le han encontrado pruebas por actos de corrupción. Foto: Youtube
Pedro Castillo asegura que en 11 meses de gobierno no le han encontrado pruebas por actos de corrupción. Foto: Youtube

A Pedro Castillo, presidente de Perú, se le acusa de liderar una presunta red de corrupción al interior del Ministerio de Transporte y Comunicaciones en donde se entregaban contratos públicos a cambio de sobornos.
 

Al presidente del Perú, Pedro Castillo, se le acusa de ser el jefe de una mafia dentro del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, pero el mandatario se ha defendido afirmando que es inocente y que en 11 meses al frente del Gobierno no se le ha podido encontrar evidencia alguna por delitos de corrupción.

En apenas 11 meses de gestión, Castillo Terrones de 52 años ha tenido que afrontar dos debates de moción de censura o de vacancia como se le conoce en Perú, y en ellos se ponía en entredicho la capacidad moral del presidente para continuar al frente del Gobierno.

A Pedro Castillo se le acusa de la entrega de un contrato de la ejecución de obras de infraestructura a una lobista llamada Karelim López y hasta de ascensos irregulares de miembros de las Fuerzas Armadas.

“Son 11 meses de gobierno y hasta el momento no nos pueden demostrar que tenemos nosotros una pizca o una evidencia donde puedan encontrarle al presidente [un audio donde se escuche] ‘oiga, dígale a tal empresa que me dé tanto’ o una llamada telefónica donde se escuche ‘llamé al ministro para decirle te voy a poner en tal ministerio, pero vale tanto”, manifestó el presidente Castillo en un acto público en el departamento de Huancavélica en el centro del país.   

Estas palabras de Pedro Castillo se producen luego de que rechazara a último momento reunirse con la Comisión de Fiscalización del Congreso para responder un interrogatorio sobre posibles actos de corrupción, un asunto que fue interpretado como una falta de respeto para el parlamento.

Las acusaciones en contra del mandatario y antiguo sindicalista dicen que al liderar presuntamente una mafia en el Ministerio de Transporte y Comunicaciones cobraba sobornos a empresas privadas a cambio de otorgar contratos y concesiones de obras públicas.

El mandatario desistió de recibir a la Comisión de Fiscalización del Congreso por recomendación de su abogado Benji Espinoza, quien considera que no puede entrevistarse con un grupo que ya tiene listo un informe final en el que acusa al mandatario.

Héctor Ventura, fujimorista y presidente del grupo de trabajo legislativo, ha declarado que tienen datos sobre ‘vínculos contundentes’ de la participación del jefe de estado en una organización criminal.

Ventura afirmó que la decisión del presidente Castillo de no recibir a la Comisión es un “desaire para todo el país” y le recordó que se había comprometido a recibir al grupo legislativo de investigación.

Para el presidente del grupo de trabajo legislativo, Héctor Ventura, Pedro Castillo estaba en la obligación moral de recibir a la Comisión, pero que no lo citarán más porque mañana entregarán su informe final.

Artículos Relacionados

+ Artículos