Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Presidente de Perú, Pedro Castillo, debe responder por denuncias de presunta corrupción

Pedro Castillo debe responder ante el Congreso del Perú por presuntos actos de corrupción relacionados con la adjudicación de contratos a empresas privadas a cambio de sobornos.

Actualización
Pedro Castillo no lleva un año en el poder y ya ha tenido que afrontar acusaciones de diversa índole en Perú. Foto: Youtube
Pedro Castillo no lleva un año en el poder y ya ha tenido que afrontar acusaciones de diversa índole en Perú. Foto: Youtube

Pedro Castillo debe responder ante el Congreso del Perú por presuntos actos de corrupción relacionados con la adjudicación de contratos a empresas privadas a cambio de sobornos.

La situación para Pedro Castillo, presidente de Perú vuelve a tornarse difícil, pues desde que el maestro y sindicalista de izquierda asumió las riendas de la nación incaica ha tenido que enfrentarse a una férrea oposición, a diferentes escándalos relacionados con él y con sus colaboradores más cercanos.

El mandatario que, con casi 11 meses en el poder, ha tenido que afrontar procesos en su contra que lo consideraron impedido para desempeñarse como mandatario, pero que de los cuales logró salir avante, también se le ha acusado de presuntos actos de corrupción.

Pedro Castillo ha sido duramente cuestionado por la derecha opositora debido a que varios de los miembros de su gabinete cuentan con una imagen controvertida, y algunos de ellos se han apartado de sus cargos.

La Comisión de Fiscalización del Congreso del Perú afirma tener evidencias concretas sobre supuestos actos de corrupción por parte del presidente Pedro Castillo Terrones de 52 años, lo que amerita que el mandatario deba declarar.

“Tenemos pruebas fehacientes que conllevan a la comisión de delitos, a presuntos actos de corrupción donde el presidente sería el cabecilla de una organización criminal (…) En consecuencia, no solamente son dichos”, afirmó el congresista Héctor Ventura el diario El Comercio.

De acuerdo con Ventura, presuntamente el presidente Pedro Castillo sería el jefe de una mafia que otorgaba a empresas privadas concesiones de obras públicas a cambio de sobornos y operaba desde el interior del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, además, tendrían en su poder grabaciones, documentos y confesiones que podrían probar que el mandatario habría participado en ilícitos.

“Es la primera vez que un presidente en funciones ha sido sindicado de liderar una organización criminal enquistada en los estamentos del Estado”, manifestó el fiscal Samuel Rojas en una audiencia registrada la semana pasada.

Un sobrino del presidente Castillo, el exministro de Transportes y Comunicaciones y el exsecretario de la Presidencia del Perú han sido denunciados y se ha expedido una orden de captura en contra de cada uno de ellos.

La Fiscalía del Perú también ha recibido los testimonios de un par de empresarios que manifiestan haber representado a empresas que ganaron adjudicaciones y que presentaron audios en los que realizan coordinaciones con los funcionarios que se encuentra imputados.

El Fiscal Samuel Rojas informó que existen audios que revelan que uno de los empresarios, Zamir Villaverde, entregó 8 mil dólares a Juan Silva, exministro de Transportes para ser entregados finalmente al presidente Castillo, además, Karelim López, que hace parte de los empresarios involucrados, afirma que entregó al mandatario 40 mil dólares.

Artículos Relacionados

+ Artículos