Obama el primer presidente de EE.UU. en visitar Hiroshima

El presidente Barack Obama viajará el 27 de mayo a Hiroshima y será el primer mandatario estadounidense en ejercicio que visita esa ciudad nipona y recuerda a las víctimas de la bomba atómica.

Mar, 10 / May / 2016 12:34 pm

SIGUENOS EN:

Google News
Presidente de los EE.UU. Barack Obama. Foto: EFE

Presidente de los EE.UU. Barack Obama. Foto: EFE

Aunque la Casa Blanca aclaró hoy que no habrá una disculpa por ese ataque de EE.UU. durante la Segunda Guerra Mundial. El objetivo de la visita de Obama a Hiroshima, que tendrá lugar durante su gira por Vietnam y Japón de finales de este mes, es ilustrar "su compromiso con perseguir la paz y seguridad de un mundo sin armas nucleares", detalló en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Obama visitará Hiroshima, en el oeste de Japón, en compañía del primer ministro nipón, Shinzo Abe, después de participar en la cumbre de líderes del G7 (grupo de países industrializados) que tendrá lugar los días 26 y 27 de mayo en el parque natural Ise-Shima.

El asesor adjunto de seguridad nacional de Obama, Ben Rhodes, detalló que el presidente visitará el Parque de la Paz de Hiroshima, dedicado a las víctimas de la bomba atómica, para "compartir sus reflexiones sobre el significado de ese lugar y los eventos que ocurrieron allí".

Pero Obama "no revisará la decisión (de EE.UU.) de usar la bomba atómica al final de la Segunda Guerra Mundial", sino que "ofrecerá una visión de futuro", aclaró Rhodes.

Además, el viaje a Hiroshima busca simbolizar también "lo lejos que Estados Unidos y Japón han llegado en la construcción de una alianza profunda y duradera, basada en intereses comunes, valores compartidos y un espíritu imperecedero de amistad entre nuestros pueblos", afirmó Rhodes.

La ciudad de Hiroshima fue el objetivo del primer bombardeo atómico de la historia, ejecutado por aviones estadounidenses el 6 de agosto de 1945.

Además del de Hiroshima, Estados Unidos ejecutó un segundo ataque atómico sobre la ciudad de Nagasaki, en el sudoeste del archipiélago, el 9 de agosto de 1945, que forzó la capitulación de Japón seis días después y puso fin a la Segunda Guerra Mundial.

Obama "debería ir a Hiroshima, no para disculparse", sino para "mostrar a los aliados en la región que estamos dispuestos a admitir el pasado para centrarnos en el futuro", argumentó Sherman, ex subsecretaria para Asuntos Políticos del Departamento de Estado.