Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Un empleado recibe una bolsa de chocolates y dos bolígrafos por 27 años de trabajo

Un empleado trabajó por 27 años en un restaurante de una cadena de comidas en Estados Unidos, pero en lugar de recibir un jugoso cheque le fue entregada una bolsa con chocolates y bolígrafos.

El empleado que por 27 años trabajó en un restaurante muestra los regalos recibidos por el tiempo laborado. Foto: Youtube
El empleado que por 27 años trabajó en un restaurante muestra los regalos recibidos por el tiempo laborado. Foto: Youtube

Un empleado trabajó por 27 años en un restaurante de una cadena de comidas en Estados Unidos, pero en lugar de recibir un jugoso cheque le fue entregada una bolsa con chocolates y bolígrafos.

Cuando se trabaja durante varios años en una empresa se espera que se valore el esfuerzo que por mucho tiempo se hizo en favor de esta, y muchas de ellas entregan una remuneración económica adicional reconociéndolo, pero eso no siempre ocurre, y que lo diga un empleado en los Estados Unidos que no recibió justamente la mejor despedida al dejar su cargo.

Kevin Ford de 54 años trabajó como cocinero en una reconocida cadena de restaurantes de comidas rápidas de los Estados Unidos, y como él dijo, no faltó un solo día a su trabajo, pero cuando consideró que había cumplido su ciclo, casi tres décadas de arduo esfuerzo se vieron recompensadas con una bolsa de chocolates y dos bolígrafos.

El hombre, originario del estado de Nevada, trabajó durante 27 años en un local en el Aeropuerto de Las Vegas, y lo hizo como padre soltero con el ánimo de lograr la custodia de sus primeros dos hijos, pero luego de considerar que su ciclo en la empresa, al que le entregó su mayor esfuerzo, sacrificio y dedicación, había terminado, recibió un paquete, pero este no contenía lo que él consideraba la valoración por su trabajo, en el que ni siquiera pidió un día adicional de descanso.

Ford decidió publicar en las redes sociales el ‘premio’ que la empresa le dio por casi tres décadas de trabajo: una bolsa de chocolates, dulces, un vaso, un cordón, dos bolígrafos y una entrada para el cine.

Rápidamente la publicación se hizo viral y las críticas para la empresa no se hicieron esperar, el exempleado concedió una entrevista al medio NewNationNow y dijo que tradicionalmente la empresa entregaba cheques a sus empleados cuando estos cumplían 10 y 20 años de trabajo, por eso cuando él vio la bolsa, imaginó que su anhelado cheque estaría dentro de ella.

La sorpresa para Ford fue mayúscula cuando vio lo que había en el interior del paquete, pero al notar un papel creyó que era su ansiado cheque como recompensa por 27 años de disciplina, esfuerzo y mucho sacrifico, pero no, era un pase para el cine, y lo peor de todo es que este ni siquiera era doble, era un boleto individual.

Este asunto no fue decepción completa porque las hijas de Kevin Ford, las mismas por las que trabajó fuertemente, decidieron organizar una colecta a través de internet en GoFundMe porque no consideraron justo lo que le habían hecho a su padre, y gracias al gran corazón de las personas, logró recolectar donaciones por 130 mil dólares.

Ford aseguró que ha llorado como producto de la emoción que representa que existan personas de buen corazón, sin embargo, es posible que continúe trabajando en la empresa debido a que no quiere perder su derecho a la jubilación.

Artículos Relacionados

+ Artículos