Colombia.com Bogotá Sábado, 19 / Ene / 2019

¿Quién es el supuesto autor intelectual del atentado en la Escuela General Santander?

El presunto implicado podría ser judicializado por delito de homicidio agravado, terrorismo, tentativa de homicidio agravado, porte de explosivos y concierto para delinquir.

Carvajal ya había sido procesado por tráfico de estupefacientes. Foto: Twitter
Carvajal ya había sido procesado por tráfico de estupefacientes. Foto: Twitter

Ricardo Andrés Carvajal se encuentra en este momento en el Complejo Judicial de Paloquemao en Bogotá, en donde se le juzgará por su presunta participación en los hechos ocurridos el pasado jueves 17 de enero, en la Escuela General Santander.

Cabe recordar que a las 9:32 a.m. de ese día, un ‘carro bomba’ estalló en el interior del complejo policial. La explosión dejó un saldo de 21 muertos y más de 60 heridos, en un hecho que ha visto el rechazo del Gobierno Nacional, figuras públicas de Colombia y varios organismos internacionales como la OEA.

Según información de la Fiscalía General de la Nación, Carvajal se habría declarado culpable del atentado, por medio de una llamada telefónica que tuvo con José Aldemar Rojas, quien, de acuerdo con el ente judicial, fue el autor material de los hechos. El contacto entre los dos hombres fue, según informó el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, interceptado por la Fiscalía en medio de las investigaciones que se vienen realizando en compañía de la Sijin y fuerzas de la Policía Nacional.

“De acuerdo con las evidencias técnicas, que reposan en el sistema Esperanza de la Fiscalía, (Ricardo Carvajal) reconoce su participación el acto terrorista que ocurrió en la Escuela General Santander”, explicó el fiscal general en rueda de prensa en la Casa de Nariño.

Además de la llamada telefónica, las autoridades también dicen tener en su poder un ‘manual del combatiente’ del ELN (grupo guerrillero al que se le adjudicó el ataque), así como uniformes overoles.

Ahora bien, en su llegada a los juzgados, el presunto autor intelectual se mostró muy preocupado por su situación, y aseguró que no tuvo ninguna participación en el acto terrorista. “Soy inocente, me están culpando por algo que no cometí”, dijo.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

De acuerdo con el diario El Heraldo, Carvajal tiene 39 años, y ya había sido procesado por supuesto tráfico de estupefacientes, en 2012. Sin embargo, según detalla la publicación del Norte del país, el hombre fue “absuelto un año más tarde”.

“En este caso estamos frente a uno de los atentados más graves que tiene nuestro país, pues se trata de un homicidio que se agrava por el estado de indefensión y por además haberse cometido con fines terroristas, dado que también hay menores de edad que están siendo víctimas de este suceso”, explicó el penalista Francisco Bernate, en conversación con Colprensa.

En consecuencia, para Bernate, de ser declarado culpable, Carvajal podría afrontar una condena no inferior a los 50 años, bajo “unos términos muy amplios por lo que no es previsible que se presente una ley por vencimiento de términos”.

¿Mentira judicial?

Sin embargo, toda esta investigación ha sido muy cuestionada entre los colombianos, sobre todo por la rapidez con la que las autoridades la han desarrollado.

Incluso, varios cibernautas en redes sociales han tildado la situación de Ricardo Carvajal como un “falso positivo”, utilizado por la Fiscalía para mostrar rápidamente los resultados que el Gobierno Nacional le ha solicitado.

“A la fiscalía no le creo nada, esa manera de actuar nos está haciendo entender que nos están ocultando algo muy macabro. Ricardo Carvajal suena más a otro falso positivo”, indicó un usuario de Twitter.

Asimismo, varios relacionaron esta situación con la ocurrida en junio de 2017, luego de que se culparan a algunos estudiantes universitarios de explotar una bomba en el Centro Comercial Andino de Bogotá, mismos que fueron dejados en libertad 14 meses después de los hechos.

Cabe recordar que Néstor Humberto Martínez está siendo investigado por, supuestamente, esconder información relevante para el caso de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht, por lo que para algunos colombianos su legitimidad como fiscal, actualmente, no es la mejor.

Redacción Actualidad - Colombia.com