Por: Manuel Fonseca • Colombia.com

Familia indígena de la comunidad Yukpas pide 10 millones de pesos para irse de un parque en Bucaramanga

La única familia que queda en el parque, exige dinero y vivienda para retirarse de la zona invadida desde finales del año pasado. Otras familias ya han desalojado sin ningún interés.

"Siguen con pretensiones económicas bastante altas e inviables, hablamos de $10 millones; asimismo, una vivienda o un subsidio de arriendo", Melisa Franco, secretaría del Interior. Foto: Twitter @MelissaFrancoG
"Siguen con pretensiones económicas bastante altas e inviables, hablamos de $10 millones; asimismo, una vivienda o un subsidio de arriendo", Melisa Franco, secretaría del Interior. Foto: Twitter @MelissaFrancoG

La única familia que queda en el parque, exige dinero y vivienda para retirarse de la zona invadida desde finales del año pasado. Otras familias ya han desalojado sin ningún interés.

Según la secretaria del Interior de Bucaramanga, Melissa Franco, se adelantó el traslado humanitario de dos familias conformadas por 10 indígenas Yukpa, hacia su territorio en la serranía del Perijá, en Venezuela.

Explicó que entre las personas se encontraban seis adultos y cuatro menores, a quienes se les puso un vehículo para que los lleve hasta la frontera con Venezuela en Cúcuta. Las negociaciones entre la alcaldía y estás personas no se concretaron porque, hay unos menores de edad que ya están estudiando en colegios oficiales de Santander.

La secretaria del interior de la alcaldía de Bucaramanga, mencionada anteriormente, mostró en su cuenta de Twitter como se realizó la jornada humanitaria donde se trasladaron a los 10 indígenas Yupka, que estaban viviendo en el icónico parque santandereano, desde finales del año pasado.

“Adelantamos el traslado humanitario de otros 10 indígenas Yukpa, seis adultos y cuatro menores, quienes se encontraban habitando el Parque García Rovira; otra familia de 7 personas decidió quedarse en nuestro municipio para salir adelante con sus hijos menores de edad”, dijo la funcionaria.

Haga clic para ver el video. Foto: Twitter @MelissaFrancoG

Franco estuvo acompañada por la Defensoría del Pueblo, la Policía de Bucaramanga, la Procuraduría General de la Nación, la Personería de Bucaramanga, Migración Colombia, la Gobernación de Santander y otras entidades regionales.

A pesar de la colaboración de algunas personas de la comunidad indígena, existen algunas otras que quiere sacar un provecho material o económico de la situación, buscando la forma de que el estado y la alcaldía tengan que pagarles.

La familia argumentó, que en la ciudad tiene estudiando a sus niños, cuentan con servicio de salud y además se les facilita seguir realizando su trabajo con la paja donde elaboran sombreros, escobas, esteras y canastos que venden en las calles de Bucaramanga. 

Sin embargo, en el parque García Rovira queda una familia que tiene pretensiones económicas y está solicitando 10 millones de pesos, la entrega de una vivienda o un lugar donde se les pague arriendo mientras permanezcan en la ciudad.

Además, señala la líder que quieren viajar a Bogotá para encontrarse con otras comunidades indígenas y piden que se le ponga a su disposición para el traslado un vehículo y se les dé dinero para los gastos en la capital de la república. Según la secretaria del Interior, Melissa Franco, no es obligación del ente territorial entregarle recursos para esos fines.

Artículos Relacionados

+ Artículos