Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Homosexuales podrán donar sangre sin ningún tipo de discriminación gracias a una tutela

"El VIH o el Sida no son enfermedades de una población de riesgo, sino que tiene que ver con prácticas de riesgo como el no uso del condón", Diego Rico.

Actualización
El tiempo de espera entre una donación de sangre y otra es de 8 semanas, más o menos 56 días. Foto: Shutterstock
El tiempo de espera entre una donación de sangre y otra es de 8 semanas, más o menos 56 días. Foto: Shutterstock

"El VIH o el Sida no son enfermedades de una población de riesgo, sino que tiene que ver con prácticas de riesgo como el no uso del condón", Diego Rico.

Una pregunta, un lineamiento o un simple error de redacción, en un formulario para donar sangre del Instituto Nacional de Salud, excluía a ciertas personas de poder donar sangre al pertenecer a una comunidad LGBTQI+ o por haber realizado algunas prácticas sexuales. Una tutela logró que esta medida fuera eliminada. 

Cuando un colombiano quería ir a donar sangre en cualquier parte del país, debía completar un formulario generado por el Instituto Nacional de Salud en donde se confirmaba si la persona es apta para la donación, además de demostrar no representa ningún riesgo para el receptor de sangre; dentro de ese formulario existía una pregunta que para muchos era discriminatoria. 

La pregunta número 12 en el formulario de los bancos de sangre era la siguiente: ¿Ha tenido relaciones sexuales con personas pertenecientes a alguna de las siguientes poblaciones: ¿trabajadores sexuales, habitantes de calle, personas que se inyectan drogas, hombres que tienen relaciones sexuales con hombres o mujeres transgénero? 

Una tutela presentada el año pasado por Diego Rico, un estudiante de derecho de la Universidad Javeriana de Bogotá obligó a cambiar el formulario.

“Yo fui con mi novio a un banco de sangre privado en Cali y nos dijeron que no podíamos donar sangre porque habíamos tenido relaciones sexuales con otro hombre. En este caso, entre nosotros que somos una pareja y en ese momento nosotros les indicamos que somos pareja monogámica que usaba condón en todas sus relaciones sexuales. De alguna forma el argumento es que, por el simple hecho de tener relaciones con otro hombre, automáticamente no somos aptos para donar sangre en Colombia”, le dijo Diego a BLU Radio.

Según explicó Diego, se partía de la hipótesis de que todos los hombres homosexuales o las personas transgénero ya son portadores del virus del VIH y por eso no son aptos para donar sangre en el país, ya que se vela en primera instancia por la salud de los receptores de las donaciones. Sin embargo, era una pregunta discriminatoria y anticonstitucional.

“Nosotros realizamos una tutela que llegó al tribunal superior de Cali y ahí fue cuando ellos dijeron “aquí hay una discriminación”, en donde exhortó al Instituto Nacional de Salud y al Ministerio de Salud para que revisarán esta normatividad que puede ser inconstitucional. Entre ello, porque ya hay una sentencia que es la t48 del 2012 de la Corte Constitucional que dice que en ningún momento el ser homosexual o sostener relaciones sexuales entre hombres acredita el riesgo de exposición al VIH”, menciona Diego Rico al mismo medio.

Como resultado de la tutela, el Instituto Nacional de Salud eliminó del formulario las referencias a las personas homosexuales y transgénero de acuerdo con la decisión del tribunal para que quedara de la siguiente manera: ¿Ha tenido relaciones sexuales con personas pertenecientes a alguna de las siguientes poblaciones?: trabajadores sexuales, habitantes de calle, ¿personas que se inyectan drogas?

“Las personas referidas en la pregunta, pertenecen a las denominadas poblaciones clave, que son distintas a las poblaciones vulnerables, las cuales están supeditadas a presiones de índole o circunstancias sociales que las hacen más vulnerables a la exposición a infecciones, entre ellas, el VIH”, explica el INS en los lineamientos para la donación de sangre en Colombia.

Diego compartió su punto de vista  y criterio personal sobre estas medidas y lineamientos, para que estas conductas no se sigan presentando en el país. Para generar conciencia que el VIH o el Sida no son enfermedades de una población de riesgo, sino que tiene que ver con prácticas de riesgo como el no uso del condón.

Sin embargo, el caso ya llegó a la Corte Constitucional para tomar una decisión al respecto y poder marcar un precedente, con el fin de poder convertir los lineamientos retrógrados de ciertas instituciones, en formas mas incluyentes y que puedan abarcar a la diversa sociedad de hoy en día.

Artículos Relacionados

+ Artículos