Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

“Nadie quiere jugar conmigo porque soy venezolano”, triste relato de niño discriminado

La xenofobia y la discriminación hacia los migrantes provenientes de Venezuela es un asunto que crece de manera preocupante y que se acentúa con los actos delincuenciales protagonizados por personas de esa nacionalidad en Colombia.

La discriminación hacia los venezolanos también se hace presente en los colegios del paós. Foto: Pixabay
La discriminación hacia los venezolanos también se hace presente en los colegios del paós. Foto: Pixabay

La xenofobia y la discriminación hacia los migrantes provenientes de Venezuela es un asunto que crece de manera preocupante y que se acentúa con los actos delincuenciales protagonizados por personas de esa nacionalidad en Colombia.

La presencia de migrantes provenientes de Venezuela, lejos de ser un fenómeno es una realidad, es un asunto con varios años sucediendo, no es una situación nueva, y ha obligado a venezolanos de todas las edades a incorporarse a la sociedad de un país, que, aunque vecino, representa un ambiente nuevo para todas estas personas.

La gran mayoría de los migrantes venezolanos deben “incorporarse” a la pobreza que también aqueja a Colombia y los trabajos y oficios que antes los realizaban los colombianos como los domicilios, desde hace un par de años parecen ser exclusivos de ciudadanos provenientes del país vecino.

Los niños que vienen desde Venezuela con sus padres y familiares han sido acogidos en el sistema público escolar colombiano, allí deben amoldarse a una educación colombiana y también a sus compañeros, que, en muchos casos, viven realidades tan duras como las que ellos han tenido que vivir.

Haga click sobre la imagen

Un niño venezolano en un colegio del sur de Bogotá ilustró en un dibujo la discriminación que padece. Foto: Twitter @Antequerajose

No ha sido fácil para los colombianos entender y aceptar la gran migración venezolana, en especial porque nuestro país no ha sido un lugar de recepción foránea, y además porque los venezolanos que han arribado lo han hecho en un número inmenso, pues se calcula que han llegado y se han establecido cerca de dos millones de ellos, aunque en las calles la sensación es que hay muchos más.

La creciente migración venezolana también ha aumentado el rechazo hacia los recién llegados, debido en gran parte a que muchos de los casos de delincuencia en el país son protagonizados por personas de esta nacionalidad.

El director del Centro de Memoria Histórica, José Antequera Guzmán, publicó en las redes el dibujo de un pequeño venezolano en el que se refleja la difícil y especialmente triste situación que viven muchos de sus compatriotas en Colombia.

El funcionario indicó que, en medio de una actividad en un colegio del sur de Bogotá, en la localidad de Ciudad Bolívar, se preguntaba a los pequeños sobre lo injusto y un pequeño proveniente de Venezuela dibujó lo que consideró un monumento a la injusticia.

El niño dibujó una silueta grande de una persona y en la esquina de la hoja hizo lo mismo con otra silueta de color negro, pero más pequeña, los pequeños debían explicar por el respaldo de la hoja el porqué de su dibujo, entonces la respuesta del menor ha causado consternación, en el envés de la hoja aparecía la frase: “A veces nadie quiere jugar conmigo porque soy venezolano”.

El caso pone en el tapete un problema grave que preocupa a las autoridades y a la población y tiene que ver con la xenofobia y la discriminación, en las redes sociales muchas personas se han sensibilizado ante una situación de la que no podemos ser indiferentes.

TAGS: Niño, venezolano

Artículos Relacionados

+ Artículos