Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Reaparecen denuncias sobre torturas y abuso de la fuerza en portales de Transmilenio

Siguen apareciendo testimonios sobre los procedimientos indebidos de la fuerza pública contra los manifestantes dentro de los portales de Transmilenio. Las denuncias esta vez vienen de parte de funcionarios.

Actualización
Este testimonio se suma a la declaración oficial de Transmilenio, aceptando que a este lugar ingresaron a varias personas de manera ilegal.
. Foto: Shutterstock
Este testimonio se suma a la declaración oficial de Transmilenio, aceptando que a este lugar ingresaron a varias personas de manera ilegal. . Foto: Shutterstock

Siguen apareciendo testimonios sobre los procedimientos indebidos de la fuerza pública contra los manifestantes dentro de los portales de Transmilenio. Las denuncias esta vez vienen de parte de funcionarios.

Los portales de Suba y las Américas de Transmilenio habrían sido usados para cometer graves violaciones a los derechos humanos.

De acuerdo con la denuncia de dos concejales de Bogotá, agentes de la Policía Nacional habrían incurrido en detenciones arbitrarias e ilegales, torturas, tratos crueles contra personas en situación de indefensión, y posible violencia sexual.

Los concejales Diego Cancino y Susana Muhamad denunciaron violaciones a los Derechos Humanos por parte de miembros de la Policía, en las instalaciones de los Portales de Transmilenio de las Américas y Suba en Bogotá. Señalaron que estos hechos se presentaron desde el segundo día de manifestaciones del Paro Nacional según un informe.

Los concejales revelaron el testimonio de un exfuncionario de la Alcaldía Local de Kennedy, quien en ese tiempo realizó acompañamiento y verificación en terreno en materia de derechos humanos durante las manifestaciones que se llevaron a cabo el año pasado.

Según este testimonio, la Policía retuvo a por lo menos a nueve personas, incluido un menor de edad, pues esa noche él llegó al portal y sólo 45 minutos después logró que lo dejaran entrar a la caseta de los guardias de seguridad donde tenían detenidos a los muchachos:

“Ocho jóvenes y un menor de edad estaban en ese cuarto sin ventana. Llevaban allí más de cuatro horas y nos relataron que venían del trabajo, fueron bajados de sus bicicletas y trasladados a ese sitio donde fueron golpeados con distintos elementos, incluso con cinturones; nos dijeron que intentaron asfixiarlos con gases lacrimógenos que lanzaban al cuarto y cerraban la puerta”, se lee en el relato del exfuncionario.

El jefe de Gabinete de la Alcaldía, Luis Ernesto Gómez, aseguró que la Alcaldía Bogotá fue la primera en responder y atender, a través de la Secretaría Distrital de Gobierno, las denuncias de abuso de autoridad y práctica violatoria de los Derechos Humanos durante esa jornada de movilizaciones.

“Fuimos los primeros en denunciar estos hechos no solo ante los órganos del control del orden distrital y nacional, sino también ante instancias internacionales”, señaló el Jefe de Gabinete.

Sobre los hechos, Gómez informó que el día 3 de mayo de 2021 la Alcaldía convocó a la Comisión de Derechos Humanos con la presencia de distintas organizaciones de DDHH para recibir y tramitar ante las diferentes instancias de control, más de 115 denuncias de abuso policial y ese mismo día se conoció el caso del joven Diego Luna, quien denunció haber sido agredido y violentado por miembros de la fuerza pública al interior del Portal de las Américas.

“Personalmente acudí al lugar junto con el entonces comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Óscar Gómez Heredia; atendimos y escuchamos la denuncia del joven, acompañamos su proceso en un centro de salud y, adicionalmente, le brindamos toda la oferta institucional para instaurar las denuncias correspondientes e identificar a los responsables”, manifestó el Vocero Oficial.

Este testimonio se suma a la declaración oficial de Transmilenio que aceptó que a este lugar ingresaron personas y el informe de la Personería que denunció hechos similares, por los que lo concejales cuestionan “si la aprehensión física de personas y conducción a sitios no oficiales, concretamente a instalaciones de TransMilenio, es una práctica repetida, con patrones similares y parecen hacer parte de un plan predeterminado de la Policía para amilanar la protesta social”.

Por último, los concejales indican que “no es claro desde cuándo empezó esta práctica y en cuáles portales, pero si que las autoridades distritales, de policía y de Transmilenio, conocían los hechos y no hicieron nada, ignoraron la alerta que un funcionario puso y al contrario, intentaron desmentir las denuncias”.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Colombia.com