Actualización: Dom, 18 / Ago / 2019 12:09 pm
Colombia.com Bogotá Dom, 18 / Ago / 2019 11:47 am

Recordando a Galán, 30 años sin el último caudillo liberal

El 18 de agosto de 1989 se apagó la voz de este gran líder. Hoy sus ideas siguen más vigentes que nunca.

  • Galán fue uno de los políticos más carismáticos de su época. Foto: Twitter.

    Galán fue uno de los políticos más carismáticos de su época. Foto: Twitter.

  • Galán es recordado como uno de los políticos más importantes del último siglo. Foto: Twitter

    Galán es recordado como uno de los políticos más importantes del último siglo. Foto: Twitter

La muerte de Luis Carlos Galán es uno de los hechos que hoy en día sigue produciendo más repudio entre los colombianos. El candidato presidencial, quien además era el favorito para ganar las elecciones en 1990, fue asesinado por orden de los narcotraficantes Pablo Escobar Gaviria y Gonzalo Rodríguez Gacha, quienes temían un acuerdo de extradición con Estados Unidos.

Galán es considerado como uno de los políticos más importantes del último siglo. Foto: Twitter

Luis Carlos Galán, hijo de una familia liberal, nació el 29 de septiembre de 1943 en Bucaramanga, sin embargo, la ola de violencia generada después de la muerte de Jorge Eliecer Gaitán en 1948 obligó a la familia a migrar a Bogotá.

En 1952 ingresó al Colegio Antonio Nariño Hermanos Corazonistas de Bogotá. En 1961 inició sus estudios en Derecho y Economía en la Universidad Javeriana, donde además fundó la revista universitaria Vértice, allí realizó sus primeras aproximaciones al periodismo. En 1968 finalizó sus estudios e ingresó como Director de la sección Económica de El Tiempo.
En 1970 se desempeñó como Ministro de Educación durante el gobierno de Misael Pastrana. Más adelante, en 1972, fue designado como embajador de Colombia en Italia.

Tras regresar a Colombia fue concejal del municipio de Oiba, Santander, y luego Senador de la República en las elecciones de 1978.

A inicios de 1980 Galán funda el Nuevo Liberalismo, partido que nace como disidencia del partido Liberal para combatir el creciente clientelismo que se veía en los principales partidos políticos del país. Sin embargo, en 1987 decide volver al partido Liberal para participar en la consulta popular que definiría al candidato presidencial en las elecciones de 1990, en las que era gran favorito.

El 18 de agosto de 1989 Galán fue víctima de un ataque sicarial cuando realizaba una visita en el municipio de Soacha, Cundinamarca, en horas de la noche. En el hecho el candidato presidencial fue impactado con cinco disparos de los cuales tres eran fatales. El concejal de Soacha Julio Cesar Peñalosa y Santiago Cuervo, escolta de Galán, también perdieron la vida en este ataque.

Los motivos del asesinato de Galán no son desconocidos para nadie. El candidato era una amenaza latente para los narcotraficantes del país por sus constantes denuncias y por su carácter fuerte ante este delito. Narcos como Pablo Escobar y Gonzalo Rodríguez Gacha sabían que de llegar Galán a la presidencia la guerra contra su negocio estaba dada.

Según declaraciones de Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias “Popeye”, miembro del cartel de Medellín, se ofrecieron $200 millones de pesos por la muerte de Luis Carlos Galán, este pago salió de un fondo común de Los Extraditables.

Además, se sabe que hubo participación de miembros del estado en la planeación del magnicidio del dirigente liberal. En este momento se encuentra pagando cárcel (24 años) por este hecho el ex senador Alberto Santofimio Botero, quien habría sido determinante en la orden de asesinato proferida por el cartel de Medellín.

Te puede interesar: Razones de la Procuraduría para oponerse a que Santofimio se acoja a la JEP

Por su parte, también han sido señalados el ex Director del DAS Miguel Maza Márquez y Manuel Antonio González, quienes habrían hecho cambios en el esquema de seguridad de Luis Carlos Galán para facilitar el atentado.

El crimen fue declarado como de lesa humanidad en 2016, lo que permitirá que las investigaciones nunca se cierren y que se sigan analizando responsabilidades dentro del Estado.

Galán es considerado por los colombianos como un hombre recto y valiente que se enfrentó a los violentos de este país con la palabra y las ideas como sus únicas armas. 

Alejandro Poveda - Colombia.com