Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Varios exmilitares reconocieron su responsabilidad en falsos positivos en el Catatumbo

Varios exmilitares reconocieron su responsabilidad en falsos positivos en el Catatumbo ante la Jurisdicción Especial para la Paz. Durante la audiencia, algunos militares pidieron perdón a las víctimas.
 

Actualización
Exmilitares confesaron en Ocaña ante la JEP su responsabilidad en ejecuciones de personas inocentes. Foto: Twitter @Natal1aH
Exmilitares confesaron en Ocaña ante la JEP su responsabilidad en ejecuciones de personas inocentes. Foto: Twitter @Natal1aH

Varios exmilitares reconocieron su responsabilidad en falsos positivos en el Catatumbo ante la Jurisdicción Especial para la Paz. Durante la audiencia, algunos militares pidieron perdón a las víctimas.
 

En una histórica audiencia de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en el municipio de Ocaña en Norte de Santander, 10 militares retirados y un civil reconocieron su participación en las ejecuciones extrajudiciales de personas conocidas como ‘falsos positivos’, estas personas fueron imputadas por el componente de justicia de a ver participado en el asesinato de civiles inocentes en el Catatumbo.

Las personas que murieron dentro de los llamados falsos positivos ascienden a 6.402 en todo el país y estos crímenes se cometieron para justificar resultados en la lucha contra los grupos guerrilleros durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

“Reconozco mi responsabilidad en los crímenes y homicidios que cometí. No es fácil estar acá frente a las víctimas. No voy a justificar lo que hice. Asesinamos personas inocentes, campesinos”, manifestó el suboficial en retiro Néstor Gutiérrez.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) nació como futo de los acuerdos de paz del gobierno del expresidente Juan Manuel Santos Calderón con la guerrilla de las Farc, diálogos que duraron más de 5 años y que se cristalizaron con la reinserción a la vida civil de sus miembros en 2016, sin embargo, varios de sus miembros decidieron no acogerse al acuerdo y continuar delinquiendo en agrupaciones delictivas llamadas ‘disidencias’.

Después del suboficial Gutiérrez, el capitán retirado Daladier Rivera Jácome manifestó su responsabilidad ante la JEP por ejecuciones extrajudiciales o ‘falsos positivos´.

“Acudo con el fin de reconocer mi responsabilidad como máximo responsable a título de coautor por crímenes de guerra y de lesa humanidad, Me declaro responsable frente a los hechos y lo que me imputa la JEP”, dijo Rivera Jácome al tribunal.

El capitán en retiro no solo admitió su responsabilidad, sino que pidió perdón a un hombre presente en la audiencia por haberlo detenido al fabricar falsas pruebas para dicho efecto.

El sargento segundo Rafael Antonio Urbano afirmó ante el tribunal que un miembro actual del Ejército Nacional participó en casos de falsos positivos y que no está investigado por ellos, además dijo que este alto mando militar próximamente será general de la institución castrense.

Ante los comparecientes a la audiencia de la JEP, la magistrada Catalina Díaz leyó los nombres de las 120 víctimas por falsos positivos en la región del Catatumbo.

“Con la Audiencia de Reconocimiento no se cierra el #Caso03 que investiga ‘falsos positivos’ en el Catatumbo. Después de esta diligencia la JEP evaluará los reconocimientos y emitirá la Resolución de Conclusiones para que el Tribunal de Paz imponga las sanciones que corresponden”, manifestó la Jurisdicción Especial para la Paz.

Artículos Relacionados

+ Artículos