The Economist critica primer año de Iván Duque en la Presidencia de Colombia

La revista británica analiza cuáles son los temas culpables del "mal" Gobierno de Duque en Colombia.

Mar, 30 / Jul / 2019 9:59 am

SÍGUENOS EN:

Google News
Iván Duque, durante la inauguración de la edición 30 de Colombiamoda 2019 en Medellín. Foto: EFE

Iván Duque, durante la inauguración de la edición 30 de Colombiamoda 2019 en Medellín. Foto: EFE

Mar, 30 / Jul / 2019 9:59 am

La revista británica analiza cuáles son los temas culpables del "mal" Gobierno de Duque en Colombia.

El próximo 7 de agosto se celebra un año desde que Iván Duque asumió la Presidencia de Colombia. Sin embargo, como es costumbre, desde ya se empieza a hablar de lo que ha sido la gestión de Duque en sus primeros 365 días como presidente de nuestro país, análisis que, en su mayoría, no son favorables para su imagen y liderazgo al frente de Colombia.

Ejemplo de ello es el artículo que publicó el pasado 25 de julio la revista británica The Economist, a través de su unidad de inteligencia, en el que crítica el papel de Duque en pro de acaparar la atención del Congreso y que sus proyectos pudiesen ser avalados por el cuerpo legislativo del país.

“Durante su primer año en el cargo, el presidente, Iván Duque, ha desarrollado una relación tensa e improductiva con el Congreso”, escribió el medio inglés.

De hecho, haciendo un paralelo entre los cuatro gobiernos anteriores (dos de Álvaro Uribe y dos de Juan Manuel Santos), The Economist se atreve a afirmar que el primer año de Duque, “medido en términos de legislación aprobada”, ha sido menos productivo que el mismo período de tiempo de sus antecesores.

Los números de Duque en el Congreso

“Duque y su partido han promovido medidas impopulares, malversaron su limitado capital político y no lograron comprometerse”, explica The Economist. Y es que, según la publicación, Duque no ha sabido apostarle a la unión entre los partidos afines al Centro Democrático, del que fue candidato para obtener la Presidencia del país. Esto ha generado que el Congreso no cuente con una mayoría dispuesta a aprobar los proyectos que llegan desde el Ejecutivo.

Por esto, aunque “el Congreso aprobó con éxito algunas iniciativas gubernamentales importantes, como el plan nacional de desarrollo (PND) de cuatro años”, esto no ha sido suficiente para catalogarlo como un gobierno “exitoso” por parte de la revista.

Para demostrar este argumento, The Economist incluyo dentro de su investigación una gráfica en la que se puede evidenciar que de casi 20 proyectos que Duque ha pasado al Congreso para su debate, menos de la mitad han sido aprobados.

Así en comparación con Uribe y Santos, durante el primer año de sus respectivos gobiernos:

  1. Uribe logró que se aprobaran más de 15 proyectos, tanto en su primer mandato (2002-2003) como en el segundo (2006-2007).
  2. En el primer gobierno de Santos (2010-2011) se aprobaron casi 30 proyectos de ley, mientras que en el segundo (2014-2015) este número cayó a un poco más de doce.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

Cambio de “amigos”

Por supuesto, estos datos no son parte del azar, por lo que se deben buscar culpables del “caos” de Duque durante su primer año. En este caso, para The Economist la culpa recae en el gabinete del presidente.

“Un año después, se ha hecho evidente que ciertos miembros de su gabinete no eran tecnócratas y no estaban preparados para las tareas en cuestión, y sus pasos en falso han afectado la capital política de la administración Duque”, expone la revista.

Para explicar un poco mejor este punto, se remite a los casos de Guillermo Botero, ministro de Defensa, y Alberto Carrasquilla, de Hacienda. En el primero, la publicación recuerda que “Botero sobrevivió a un voto de desconfianza (en el Congreso) (…), pero es probable que continúe la animosidad hacia su oficina y hacia las políticas de seguridad del gobierno”.

Carrasquilla, por su parte, “también sobrevivió a un voto de desconfianza en octubre de 2018 sobre su presunta participación en un esquema de financiación del agua que surgió antes de la aprobación de la Ley de Financiamiento en diciembre de 2018”.

Así, como consejo a Duque, The Economist le recomienda “un gabinete más políticamente diverso y representativo” que le permita al presidente “mejorar su posición legislativa y, de hecho, mejorar la gobernabilidad y la formulación de políticas durante el próximo año”.

Christopher Ramírez • Colombia.com • Mar, 30 / Jul / 2019 9:59 am