Colombia.com Bogotá Martes, 02 / Abr / 2019

¡De la peor a la mejor! Las películas de Tim Burton

Daremos un recorrido por las películas de este excéntrico cineasta ¡de peor a mejor!

¡De la peor a la mejor! Las películas de Tim Burton
Las mejores y peores películas de Tim Burton. Foto: Twitter Pelis.

El cine del excéntrico Tim Burton ha moldeado nuestra sensibilidad durante las últimas tres décadas. Con el estreno de 'Dumbo' llega el momento de mirar hacia atrás y repasar la carrera del santo patrón del cine para chicos y chicas raros (y de los normales con buen gusto).

¡Aquí están sus películas, de la peor a la mejor!

20. 'El planeta de los simios' (2001)

Esta es sin duda, la peor película de Tim Burton. En algún momento de su carrera, alguien debió convencer al director californiano de que lo suyo eran los 'remakes' Debió ser su peor enemigo. Este fue el primero, versión del clásico de 1968 de Franklin Schaffner, en el que hay que reconocerle la retorcida perversión de haber transformado a su pareja del momento, Helena Bonham Carter, en la peluda simia enamorada de Mark Wahlberg. Sin embargo, se queda muy lejos de alcanzar la inquietante fábula moral del original. El final, con un mono sustituyendo a Abraham Lincoln en Washington, provocó bastante polémica.

19. 'Frankenweenie' (2012)

Burton estira aquí el corto que llamó la atención del novelista Stephen King y le abrió las puertas de Hollywood. Eso sí, el personaje ya no será un sabueso real, sino su animación. Así, en lápiz y papel, el can resulta más agradable, huele menos a carne corrupta y es más digerible por el público infantil… ¿Ha quedado ya claro que la versión animada es la versión Hacendado de la original? 

18. 'Big eyes' (2014)

El intento más descarado de Tim Burton por lograr el prestigio de Hollywood (estar nominado a los Óscar) fue esta versión alta cultura de la brillante Ed Wood, en la que relata la historia de la pintora sesentera Margaret Keane. La reflexión acerca del talento, el genio, el heteropatriarcado y la originalidad se pierde en pos del lucimiento de Amy Adams… y las propias cuitas personales de Burton. Resulta evidente que la relación del matrimonio Keane es una proyección del suyo con la actriz Helena Bonham Carter, de la que acabara divorciándose casi simultáneamente a su estreno.

17. 'Sweeney Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet' (2007)

Si toda su vida fue brillante rodando los números musicales que le escribía Danny Elfman, ¿por qué no intentarlo, directamente y sin intermediarios con un musical? Pues, porque te puede acabar saliendo así de flojo. El éxito de Broadway de Stephen Sondheim se convierte en una sucesión de escenas tan encorsetadas como las damiselas del filme, que solo respiran cuando aparecen el difunto Alan RickmanSacha Baron Cohen interpretando a Pirelli. Ganó el Globo de Oro a la Mejor Película, y algunos todavía nos preguntamos por qué.

16. 'Alicia en el País de las Maravillas' (2010)

Burton empezó 2010 a lo grande: exposición en el MoMA, presidente del jurado en el Festival de Cannes y otra adaptación, esta vez de Lewis Carroll. Su Alicia ya no es la niña del original sino una mujer, con todos sus atributos desarrolladísimos. La truculencia de algunas escenas, deudora de la Alicia del checo Svankmajer, la acercan más a la pesadilla que al cuento. En medio de la fiebre 3D, la película hinchó su formato original en 2D para adaptarse a la moda. Disney pensó que aquello sería un desastre y, sin embargo, funcionó tan bien en taquilla que se vieron obligados a rodar una segunda parte.

15. 'El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares' (2016)

Basada en un cuento de Ransom Riggs, es la constatación de que, si durante un tiempo no se podía entender a Burton sin el concurso del actor Vincent Price, ahora no se puede entender a Burton sin la presencia de Eva Green, ama y señora de su particular universo. Donde ella está, está Burton, su imaginación desbocada y su malsano humor gótico. Esta versión de etiqueta y de época de 'X-Men' es un delirio altamente recomendable.

14. 'El cadáver de la novia' (2005)

Doce años después de 'Pesadilla antes de Navidad', el joven animador de Disney que lleva Burton en su interior volvió a exigirle rodar un largo. En la filmografía de cualquier otro director, 'El cadáver de la novia' habría sido una obra maestra. A Tim, sin embargo, siempre le pedimos más. En este filme que dirigió junto a Mike Johnston, tuvimos la sensación de que este cuento tradicional judío era demasiado convencional, demasiado clásico para lo que nos tenía acostumbrados. No nos convenció del todo, vamos.

13. 'Charlie y la fábrica de chocolate' (2005)

En los setenta, Mel Stuart ya había llevado a la gran pantalla la novela (algún insensato dice que para niños) de Roald Dahl, 'Charlie y la fábrica de chocolate'. Es una pandilla de mocosos insoportables a la búsqueda de un goloso premio. Preciosa en lo estético, a Burton se le nota demasiado el orgullo de padre (tiene dos, ambos con la actriz Helena Bonham Carter) en este canto al fomento de la imaginación en los hijos. Los momentos de los umpa lumpas parodiando las coreografías de Busby Berkeley para la actriz nadadora Esther Williams son brillantísimos, eso sí.

12. 'Big fish' (2003)

A principios del milenio, la vida de Burton está hecha un lío: pierde la vida su padre, deja a su novia (la modelo y actriz Lisa Marie por la también actriz Helena Bonham Carter) y, al poco tiempo, espera su primer hijo. Comprensible que las trolas que se cuentan de padres a hijos sean el material de su nueva película. Como tiene el corazoncito sensible, Burton lo convierte en la versión amable de la tremenda 'Freaks', de Todd Browning… o eso parece al principio porque, al final, como siempre en Burton, el infierno son los demás. Con todo, el filme parece demasiado luminoso en la filmografía de nuestro particular Príncipe de las Tinieblas.

11. 'Batman vuelve' (1992)

Segunda de sus entregas del Caballero Oscuro en la que toda la atención se centra en Catwoman, la minina enfundada en vinilo interpretada por Michelle Pfeiffer. Si al legendario mal carácter de la actriz le unimos que acababa de dejar a Michael Keaton, se comprende mejor el gusto con el que maúlla de placer con cada acto sadomasoquista. 'Batman vuelve' recaudó un 40 % menos que su antecesora de la saga ('Batman', 1989), y Warner dijo que se debió a que “era demasiado oscura”. Burton amaba tanto a los supervillanos, que la historia del Murciélago quedaba un poco desdibujada.

10. 'La gran aventura de Pee-Wee' (1985)

Hoy es más conocido Tim Burton que Paul Reubens pero, en 1985, Burton solo era un muchachito que rodaba cortos de animación y Reubens una estrella infantil televisiva por su personaje Pee-Wee Herman. Afortunadamente, el escritor Stephen King vio uno de sus cortos y quedó tan fascinado que aconsejó a su amigo Reubens que Burton era el más indicado para dirigir su salto a la gran pantalla. La historia es naif: a Pee-Wee le roban su bicicleta y debe recuperarla.

Te puede interesar: Actores famosos que marcaron una época y ¡se esfumaron!

El director convirtió tan sencillo argumento en algo inolvidable, con escenas para el recuerdo, como ese momento en el que Pee-Wee se enfrenta a unos moteros calzándose unas plataformas y bailando el ¡Tequila!, de The Champs, como si de una reina de los carnavales se tratara.

9. 'Sombras tenebrosas' (2012)

Su mejor película de la última década. La adaptación de la sesentera serie televisiva de culto de Dan Curtis hace que el director se reencuentre con sus grandes pasiones: la estética gótica, los amantes intertemporales, la maldad de la supuesta gente de bien… Y dos chicas raritas que le devuelven sus grandes momentos de inspiración, como son Eva Green y Chloë Moretz. No es de extrañar que momentos como el revolcón cuatridimensional entre Eva Green y Johnny Depp estén entre sus escenas más conseguidas.

8. 'Dumbo' (2019)

Tras varios 'remakes', Tim Burton ya tiene práctica suficiente como para reinterpretar las historias de los demás sin cortapisas. Con 'Dumbo' podemos afirmar que el filme está más lejos de ser un 'remake' y más cerca de un filme de autor, esto es, de lo que entendemos por una película de Tim Burton.

Plasma el autor muchos de sus traumas: el de la paternidad, obsesión siempre presente que se ha acrecentado desde su divorcio con la actriz Helena Bonham Carter; y el del lugar del creador en la industria hollywoodiense, con un Burton que simboliza en la explotación circense del elefante 'Dumbo' la que él ha sentido trabajando para Disney. Hay que tener mucho valor para cuestionar a tu patrón cuando te da 200 millones de dólares para filmar una película. Y por eso nos encanta este acto de rebeldía punk que es la historia del paquidermo orejotas.

7. 'Sleepy hollow' (1999)

Tras algunas decepciones creativas, Burton se refugió a finales de los noventa en la literatura: escribe 'La melancólica mue*** de Chico Ostra' (Anagrama) y adapta la novela de Washington Irving, 'La leyenda de Sleepy Hollow'. Y lo hace mirando cara a cara por vez primera a algo que siempre ha sobrevolado su filmografía: la literatura gótica de terror. A estas alturas, Johnny Depp ya va camino de convertirse en una caricatura de sí mismo y todos tenemos bastante claro que a Burton tiene un ramalazo misógino de cuidado. En su mejor escena homenajea a 'La diligencia', de John Ford, con una soltura solo al alcance de los maestros. Gran película.

6. 'Mars Attacks!' (1996)

Eternamente atrapado por una visión romántica de las décadas 50 y 60 en las que fue niño, Burton idea un guion basado en el juego de cartas 'Mars Attacks!', que tan buenos ratos le hizo pasar al director en su infancia. Con la excusa de los marcianos que ilustran los naipes vuelca todo su odio y resentimiento contra EE.UU. y esa industria que tan mal ha recibido su Ed Wood y tan bien la patriotera 'Independence day', de Roland Emmerich. Entre bromas deja clara la mezquindad política de su país en los personajes del cobarde presidente interpretado por Jack Nicholson. Un fabuloso delirio pop y kitsch al ritmo de Tom Jones.

5. 'Pesadilla antes de Navidad' (1993)

Aunque dirigida por Henry Selick, la autoría hay que acreditársela a Tim Burton, que estuvo trabajando en ella durante 12 años: la ideó, escribió el guion, la produjo... Danny Elfman escribirá once canciones y Burton una historia inspirada en la melancolía que sentía cuando llegaban las vacaciones y se quedaba solo en su Burbank natal. Sus 109.440 fotogramas la han convertido en la película que mejor refleja su universo: sus blancos y negros, la influencia del dibujante Edward Gorey, las danzas macabras… Genial.

4. 'Beetlejuice' (1988)

Tim Burton descubrirá a dos de sus actores fetiche: Winona Ryder, la quinta esencia de la adolescente frágil e incomprendida, y Michael Keaton, el arqueamiento de cejas más famoso de la historia de Hollywood. “He hecho una versión grotesca de 'El exorcista'", cuenta Tim Burton sobre 'Beetlejuice'. Es la demostración de que estamos ante un tipo único, poseedor de una estética heredera de la serie B y un humor macabro en la senda de los Ambrose Bierce y Jonathan Swift. ¿Un divertimento estrafalario? Sí, pero también la constatación de que Tim Burton era un autor, ya en 1988, a tener muy en cuenta.

3. 'Batman' (1989)

Que en la cartelera tengamos a un superhéroe por semana es altamente achacable a Tim Burton. Él, Jack Nicholson y Prince (componiendo el tema original) conformaron la mayor reunión de extravagantes nunca vista. Fue la película más taquillera del año pero, al acabarla, Burton se sentía más como el tristón Batman que como el espídico Joker: a las pocas semanas de finalizar el rodaje se había suicidado su amigo y colaborador Anton Furst. La película, eso sí, es genial.

2. 'Ed Wood' (1994)

Una maravilla en blanco y negro sobre “el mejor/peor director del mundo”, y su reflexión más lograda sobre un tema que obsesiona a Burton: el proceso de creación, con sus amargas victorias y dulces fracasos. Es también un canto a la amistad: a la que había entre Wood y el actor Bela Lugosi, análoga a la que existía entre Burton y el fallecido Vincent Price. Johnny Depp y Lisa Marie desbordan erotismo y humanidad. Hipnótica, extraña, maravillosa.

1. 'El joven manos de tijera' (1990)

La mejor, la gran obra de Tim Burton. La película que tuvo el don (y el casting) de la oportunidad. Burton convierte a Johnny Depp y Winona Ryder en los James Dean y Natalie Wood de la Generación X en un cuento para adultos. Entre ellos había una tensión se**** (resuelta) que se ve en cada una de las escenas que comparten. Todo conspira contra su amor: las vecinas entrometidas, el novio celoso… Hasta el punto de que Kim (Ryder) tiene que sacrificarse por Eduardo (Depp) en un último acto de amor. Manostijeras ya es un icono pop: es tan popular que no hay fiesta de Halloween en la que no aparezca alguien que se curre un disfraz imitándolo.

 

Redacción Cine - Colombia.com