Colombia.com Bogotá Miércoles, 22 / May / 2019

Detrás de cámaras de "Chucky"

"Chucky" es un personaje ficticio de la saga de películas de terror Child's Play creado por Don Mancini en 1988 y dirigida por Tom Holland.

Hace 30 años,
Hace 30 años, "Chucky" llegó a la pantalla grande. Foto: Orion Pictures

Para nadie es un secreto que cuando nos mencionan la palabra "Chucky", nuestros recuerdos se ubican en los años 80, cuando películas como "The Terminator", "Gremlins" e incluso "Back to the Future" lideraban las taquillas del cine mundial y ocupaban los primeros lugares en las carteleras de cine.

Fue en esa misma década donde el miedo y el terror también hacía presencia en la pantalla grande con lo que sería (aún sin saberlo sus creadores) la primera entrega de "El Muñeco Diabólico" estrenada en Estados Unidos en noviembre de 1988.

La cinta narraba la historia de Charles Lee Ray (interpretado por Brad Dourif) quien, herido en el pecho y acorralado por la policía, decide traspasar su alma a un juguete de moda, un muñeco Good Guy.

El muñeco llamado "Chucky" desea vengar su muerte y se apoya en la complicidad y confidencialidad de un feliz niño (Andy Barclay) que no deja de idolatrarlo y acatar a todos y cada uno de sus pedidos para así apoderarse del cuerpo del niño.

Una producción que sin duda generó todo tipo de comentarios, tanto negativos como positivos, pero para los creadores fue un éxito rotundo. 

Dos años más tarde, "Chucky" regresa a la pantalla grande, donde el juguete no sólo quiere volverse humano, sino que también quiere vengarse de su anterior dueño: Andy.

En esta ocasión consideran a la madre de Andy no apta para seguir con él por apoyar su historia sobre chucky, y el niño se va a un hogar de acogida donde es adoptado. 

¿Una trilogía?

No pasaron más de 2 años para que "Chucky" tuviera una tercera entrega y un éxito que ponía a sus creadores, productores y actores en lo más alto de la industria cinematográfica. En esta entrega, "Chucky" llega al colegio en donde se encuentra Andy pero decide ya no poseerlo, porque ya es un adolescente, sin embargo recuerda que a la persona que le cuente su secreto será el cuerpo que deberá poseer.

 

Dándole vida a Chucky

Cuando MGM y Orion Pictures tuvieron la idea de que querían actualizar la película clásica de 1988, Grahame-Smith y el productor David Katzenberg estaban preocupados.

"No queríamos simplemente rehacer la cinta estrenada hace 31 años, un clásico que introdujo al mundo a uno de los mejores villanos de terror de todos los tiempos. Queríamos presentar algo nuevo y relevante para las audiencias de hoy".

“El Chucky mejorado es mucho más avanzado”, agrega Grahame-Smith. "Tiene más formas de matarte". Ahora tiene la capacidad de acceder a otros dispositivos y mirar a través de ellos, puede tomar el control de termómetros, vehículos y aspiradoras robóticas. "Básicamente, puede usar cualquier cosa a su disposición para aterrorizarte y matarte".

Fue crucial conseguir el director adecuado y encontraron a la ecuación perfecta en Lars Klevberg. "Alguien que realmente respondió al guión y tuvo todo correcto: las ideas, todas las referencias, toda la energía y el tono. Todo fue adecuado” dice Grahame-Smith.

El agente de Klevberg le dijo que había una nueva versión planeada de El Muñeco Diabólico y le preguntó si estaba interesado en el proyecto. Sin embargo, el agente ya les había mostrado su película anterior, Polaroid, la cual amaron los productores.

A diferencia de sus predecesores, en esta versión de Chucky, los espectadores estarán muy conscientes de por qué se convierte en un ser malvado, además de entender su motivación; eso es algo que Klevberg encontró particularmente atemorizante.

Detrás de cámaras de "Chucky"

Con información de Imagem Films

Luis Fernando Plata Gil - Colombia.com