El Gritón

Es un espanto de los campos antioqueños. No se sabe exactamente qué es, pues no se ve en una persona o animal específico, se identifica por los gritos que emite, adelante o atrás de los caminantes, a quienes hace desorientar.

Los animales también son víctima de este espanto, que grita tan fuerte que los hace confundir al gritón con el arriero que los guía.

Algunos han visto un arriero enojado y cansado sentado en una montaña, desde la cual grita sin descanso, con un sonido agudo con el que asusta a la gente que también camina en las noches de tormenta.