María la Larga

Aparece en los pueblos de Antioquia, es una deidad femenina que atrae a los hombres.

Tiene brazos grandes y pies muy altos. Suele coquetearle a los hombres, durante las noches, con miradas sensuales e insinuaciones muy femeninas. Le gusta perseguir a los borrachos y cuando estos corren tras ella, acelera el paso dirigiéndose hacia el cementerio del pueblo. El miedo de los hombres aparece cuando van a abrazarla, porque inmediatamente ella se extiende de forma infinita.

La historia de María la larga es contada en los pueblos de Antioquia, Caldas y el eje cafetero.