Sergio Higuita por poco se lleva la victoria en el Tour de los Emiratos

El pedalista colombiano Sergio Higuita ingresó en la cuarta posición de la etapa 5 del Tour de los Emiratos.

Sergio Higuita ingresó en la cuarta posición en el Tour de los Emiratos. Foto: Twitter @EFprocycling
Sergio Higuita ingresó en la cuarta posición en el Tour de los Emiratos. Foto: Twitter @EFprocycling

El danés Jonas Vingegaard (Jumbo Visma) logró en la cima de Jebel Jais la victoria más importante de su palmarés con un ataque final que sorprendió a los favoritos, donde la batalla prevista entre Tadej Pogacar y el británico Adam Yates se decantó hacia el esloveno, quien dio paso decisivo para lograr el maillot rojo de líder.

Te puede interesar: Conoce la clasificación general del Tour de los Emiratos.

Vingegaard, de 24 años, anuló en los últimos metros la escapada del kazajo Lutsenko y atacó para llegar en solitario con 3 segundos de adelanto sobre Pogacar y Yates y 5 respecto al grupo principal que completaban, entre otros, el colombiano Sergio Higuita y el portugués Joao Almeida.

Día de gloria para el danés y de frustración para Lutsenko, quien después de toda la subida en solitario, saltando de la escapada del día, vio sus ilusiones arruinadas a escasos metros de la cima. Entre tantas sensaciones, Pogacar cumplió con el trámite de guardar el liderato ante Yates.

Cumplidas las etapas de montaña, Pogacar es claro favorito al triunfo final. El ganador del Tour de Francia 2020 ha salido campeón en todas las carreras por etapas en las que ha vestido el maillot de líder.

El sábado pondrá su nombre, salvo enorme sorpresa, en la primera prueba World Tour de la temporada. Aventaja en 45 segundos a Adam Yates y en 1.12 a Joao Almeida.

Ineos y Team Emirates se controlan

La primera escapada tuvo un único protagonista, el suizo Mathias Frank (AG2R-Citroen), pero luego se unieron 8 corredores más, entre ellos Lutsenko (Astana), Alex Dowsett (Israel) y De Gendt (Lotto Soudal), siempre controlados e torno a los 2 minutos.

Marcaje lejano entre Ineos y UAE preparando el ascenso final a Jebel Jais, el pico más alto de los EAU, en los montes de Hajar, con la cima a una altitud de 1.934 metros. Los hombres de Yates asumieron la labor de selección y desgaste, siempre con la guardia de Pogacar alerta cerca del frente.

A medida que se acercaba el puerto la fuga iba languideciendo, pero surgió la rebelión de Lutsenko en cuanto se abandonaron las carreteras llanas. El kazajo, ganador de etapas en Tour y Vuelta, lo intentó en solitario, hizo un buen ascenso aceptando el duelo previsto entre los favoritos.

Ineos no admitía relevos subiendo Jebel Jais, interminable subida de 21 kilómetros, no demasiado dura, 5,4 por ciento de desnivel, pero los hombres de Yates volaban haciendo mella en el grupo de la general.

Pogacar se refuerza

Maillot abierto, a pecho descubierto peleó Lutsenko en las rutas que surcan espectaculares cañones y acantilados camino del techo emiratí. El colombiano Daniel Martínez tensaba para Yates, en labor de desgaste.

El primer ataque fue del Bora con Konrad a 5 de meta, pero Martínez lo paró en seco, dejando claro que en el grupo mandaba el Ineos. Mientras, el sueño de Lutsenko se diluía como un azucarillo, perjudicado por un ataque marca de la casa del "Tiburón" italiano Vincenzo Nibali a 3 de meta.

Nibali no fue lejos, fue un arreón de orgullo. Luego tensó Almeida, iniciativa que abrió el avispero en cabeza de grupo.

A 800 metros aguantaba Lutsenko con un puñado de segundos, pero salió a por él Vingegaard, quien al no ser peligroso para la general, contó con unos metros de confianza.

Esos metros fueron suficientes para dar la estocada a Lutsenko y levantar los brazos en vencedor, con un tiempo de 4h.19.18. Detrás tablas entre Pogacar y Yates. No hubo batalla por todo lo alto como en Jebel Hafeet. Por si acaso, el líder entró por delante. El sábado será el rey de los Emiratos.

Este viernes la sexta etapa de 168 kilómetros tendrá la salida en Deira Island y la meta en Palm Jumeirah, opción clara para los velocistas, si el viento no lo impide.

EFE