Por: Juliana Hernández • Colombia.com

Un hombre se quitó la nariz y el labio superior buscando parecerse a un "alienígena negro"

Un francés de 32 años se ha sometido a las cirugías más absurdas y tiene cubierto todo su cuerpo con tatuajes.

Aún hay muchas intervenciones pendientes. Foto: Instagram the_black_alien_project.
Aún hay muchas intervenciones pendientes. Foto: Instagram the_black_alien_project.

Un francés de 32 años se ha sometido a las cirugías más absurdas y tiene cubierto todo su cuerpo con tatuajes.

Las modificaiones físicas o intervenciones estéticas son muy habituales de ver en pesonas que buscan la ayuda del bisturí para corregir ciertos detalles de su cuerpo, o para llegar a tener un pronunciado atributo que siempre se deseó tener.

Lo que probablemente en épocas pasadas no imagianan los expertos, es que se fueran a encontrar con personas que con su ayuda, iban a lograr obtener un aspecto completamente opuesto al de un ser humano normal.

Ya se han conocido casos de personas que pretenden parecerse a animales o personajes ficticios de mitos y leyendas, pero cada vez es más sorprendente hasta donde puede llegar una persona con tal de lograr su objetivo.

Ese es el caso de Anthony Loffredo, un francés de 32 años que se ha sometido a numerosas operaciones para poder quedar igual a un "alienígena negro", además de haber tatuado casi todo su cuerpo para lograr un color oscuro en todas sus extremidades.

Su obsesión es tanta, que decidió quitarse la nariz y cortó parte de su labio superior. Sus ojos también están llenos de tinta, modificó sus orejas, tiene implantes en su cránero y en su rostro hay múltiples perforaciones o 'pearcings'.

En un medio de comunicación local, reveló que toda su vida se ha sentido apasionado por el tema de las mutaciones y las transformaciones que se pueden realizar en cuerpo humano, motivo por el cual quiso someterse a tantos procesos físicos.

Agregó que en su última cirugía se dividió la lengua en dos partes, aunque la idea no ha sido del todo positiva, pues como era de esperarse ha presentado inconvenientes a la hora de comunicarse a través del habla.

El hombre confesó que le faltan muchas intervenciones quirúrgicas por realizarse, pero son aún más arriesgadas que las que ya se ha realizado anteriormente; por ejemplo, quiere quitarse parte de la piel para reemplazarla por metal. También tranformará sus brazos, piernas, dedos y cabeza.

 

Artículos Relacionados

+ Artículos