Colombia.com Bogotá Martes, 11 / Jun / 2019

Ellos estuvieron en el lugar equivocado

Con la triste partida de Jota Mario Valencia, la televisión colombiana perdió a una de sus más icónicas figuras, aunque se fue de este mundo con muchos años por delante, una gran parte de los colombianos crecimos con su figura, es como si él siempre hubiese estado allí, en el lugar correcto, en esa labor para la que nació y que lo consagró como el mejor aunque a muchos les cause piquiña.

Algunos famosos colombianos probaron suerte en algo que no se esperaban. Foto: Redes Sociales
Algunos famosos colombianos probaron suerte en algo que no se esperaban. Foto: Redes Sociales

Pero así como el conductor, periodista y entrevistador nacido en Medellín encontró su lugar en el mundo frente a las cámaras, otros miembros de la farándula criolla quisieron probar suerte en otros campos y se lanzaron a la aventura de traspasar lotes cercados con alambre de púas y sin miedo a los perros bravos, desamarrados y sin bozal; descendieron como kamikazes sobre territorio enemigo y su suerte fue justo esa, la de pilotos suicidas. Refresquemos la memoria con algunos ejemplos:

Amparo Grisales y Aura Cristina Geithner

Dos de las más deseadas mujeres de la pantalla nacional quisieron aprovechar sus cualidades para el canto y lanzar producciones discográficas que prometían el éxito a manos llenas, la única promesa cumplida fue la de amenaza de lanzamiento de los arrendadores a los productores musicales debido al rotundo fracaso que fueron las ventas de dicho atrevimiento.

Foto: Instagram Amparo Grisales

Shakira 

La más famosa de las cantantes colombianas de la historia tuvo su palomita en la televisión en una teleserie que ambientaba la tragedia de Armero ocurrida en 1985, el resultado también fue una tragedia para la entonces chiquilla de 16 añitos y su aparición fue como una de sus canciones: tonta, ciega y sordomuda.

Foto: Instagram Shakira

Luego de esta estrellada aventura recibió ofertas para engrosar las filas de extras de Sábados Felices pero ella declinó para centrarse en su camino al verdadero estrellato.

Diego Cadavid

Este actor salido de la cantera de la casi interminable serie Padres e Hijos apareció como regalo del cielo para los canales de televisión que veían con preocupación la escasa existencia de galanes locales y para ello debían recurrir a ejemplares masculinos de México, Venezuela y Argentina.

Foto: instagram Diego Cadavid

Cuando los extranjeros elevaron sus tarifas se ajustó la mira al bloque andino, por fortuna Cadavid presentó casting y la cuestión no pasó de Ipiales. Con amplio recorrido en las pantallas, un buen día decidió alternarlo con la ejecución de la batería y la fotografía. A la pregunta sobre si es buen baterista y fotógrafo, la respuesta de sus amigos fue amable pero contundente: “es un gran actor”.

Fabiola Posada

Esta humorista y Comunicadora Social samaria más conocida como "La gorda Fabiola", se ganó un puesto en el Concejo de Bogotá, realmente ese puesto le resultó muy incómodo debido a su peso corporal y la obligó a soportar apretujamientos mientras bostezaba con los discursos de sus nuevos colegas.

Foto: Instagram Fabiola Posada

Promovió iniciativas para hacer caer todo el peso de la ley sobre los delincuentes pero fue su peso el que le hizo la peor broma de su vida y casi la envía a contarle chistes a San Pedro. Hoy ya no es gorda y mantiene su tradicional chispa y gracia que la ha convertido en consagrada figura del humor en Latinoamérica.

Zapatero a tus zapatos, esa parece ser la más atinada reflexión de no incursionar en aguas desconocidas porque para traer al cuento a un reconocido pensador, eso es bien sabido por millones y millonas.

El legado de Jota Mario Valencia

 

Juan Carlos García Sierra - Colombia.com