Colombia.com Bogotá Martes, 27 / Mar / 2018

Verónica la película de Netflix que te hará morir de miedo

Esta cinta de terror española se ha convertido en uno de los lanzamientos más destacados y aclamados del momento.

Verónica la película de Netflix que te hará morir de miedo
Foto: AFP

La producción fue dirigida por Paco Plaza, uno de los cineastas españoles más destacados del género de horror, quien anteriormente trabajó en la saga ‘REC’, lo que contribuye en su buena y ‘terrorífica’ fama.

El incremento de su popularidad se debe al aspecto más relevante de ella, su verdadero as bajo la manga, ser una historia basada en hechos reales.

La película cuenta la historia de Verónica, una adolescente que vive en Madrid, y que luego de jugar una escalofriante sesión de Ouija con un par de compañeras en su escuela católica, comienza a experimentar toda clase de fenómenos extraños y de aterradoras presencias que sacuden su ajustada rutina y amenazan con dañar a sus pequeños hermanos.

Se trata de un film lo suficientemente aterrador, pero convencional, mostrando el clásico cine de horror sobrenatural y de posesiones demoníacas. Cuenta con grandes actuaciones de un elenco de niños, y especialmente de su joven protagonista Sandra Escacena.

Al parecer, una de las claves del éxito de ‘Verónica’ es la impresión que causa en la escena inicial, ubicando su acción en una noche lluviosa de 1991 en Madrid, con una llamada a la emergencia policial y gritos aterrados que salen por la línea telefónica.

Te puede interesar: Festival de Cine de Cannes le cierra las puertas a Netflix

Cabe destacar, que la llamada ocurrió realmente y la historia está inspirada en ese caso, tomada del reporte policial que realizó el inspector a cargo, es decir, que cuenta no sólo con el aval de la realidad, sino con el aval de las autoridades, que en un informe oficial describió todo como “una situación de misterio y rareza”.

Conozca la historia real tras ‘Verónica’

Se trata de una joven, Estefanía Gutiérrez Lázaro, y lo que se conoce como el Caso Vallejas, una de las ocurrencias paranormales más célebres en España, especialmente por ser la única registrada oficialmente en actas policiales.

A grandes rasgos, la historia real es la misma: la joven, de 16 años, realizó una sesión con una Ouija, y tras ella su vida se vio inmersa en una serie de fenómenos violentos aparentemente inexplicables, que condujeron finalmente a su misteriosa muerte bajo circunstancias nunca esclarecidas, y al involucramiento policial con un reporte que dejó abierta la puerta para la interpretación sobrenatural.

Según la explicación paranormal, durante la sesión con la Ouija el vaso se rompió y un extraño humo salió de él, que Estefanía sin querer aspiró.

A partir de entonces, la joven empezó a tener convulsiones y alucinaciones, visiones de personas que la rodeaban mientras dormía y la llamaban, aunque exámenes médicos no arrojaron evidencia alguna de una enfermedad física o psicológica.

Finalmente, después de uno de estos episodios, Estefanía fue ingresada al hospital donde falleció, en julio de 1991. Los doctores aseguraron que su muerte fue “súbita y sospechosa”, aunque eventualmente el informe médico incluyó “asfixia pulmonar” como causa probable de muerte.

Con su muerte, los fenómenos extraños no se detuvieron. En su casa, su familia continuó experimentando sucesos presuntamente paranormales e inexplicables como roturas de vasos, apertura y cierre de puertas, objetos que se movían solos, etc.

Verónica finaliza con una placa como recordatorio sobre el inspector que investigó el caso y la muerte de la joven no solamente incluyó en su reporte datos sobre lo “inexplicable” de lo que había presenciado, sino que poco después, atormentado, pidió traslado hacia otra división.

Es imposible determinar con exactitud lo que pasaba por la mente de aquel policía, ni cómo era su vida ni qué lo llevó a sugerir la explicación sobrenatural, pero su informe elevó el caso hasta esa peculiaridad de ser “el único caso paranormal incluido oficialmente en un reporte policial” en España, lo que lo convirtió en un fascinante relato para rellenar con mitología demoníaca y de posesiones, auspiciado por diversas ocurrencias inéditas o poco comunes.

Para finalizar, la cinta obtuvo siete nominaciones al Premio Goya 2018.


Colombia.com