Colombia.com Bogotá Jueves, 06 / Dic / 2018

Acusan a Ana María Polo de 'Caso Cerrado' de engañar al público con casos falsos

Esta no sería la primera vez que la conductora del afamado programa de Telemundo enfrenta este tipo de críticas

Acusan a Ana María Polo de 'Caso Cerrado' de engañar al público con casos falsos
'Caso cerrado', ¿Real o ficticio? Foto: @casocerradotv

Un usuario en Instagram reveló que un amigo suyo, que participó de uno de los programas de la estrella cubana, le confesó que los casos presentados en el programa eran falsos.

'Caso Cerrado' es uno de los programas más populares en Latinoamérica y los Estados Unidos, es por eso que la doctora Ana María Polo se ha convertido en una de las grandes estrellas de la televisión habla hispana.

Sin embargo, su fama se vio afectada en los últimos días debido a un comentario realizado por uno de sus seguidores en Instagram:

“Buen día, doctora. Con todo respeto le informo que usted nos engaña con su programa, porque yo era un seguidor suyo y me di cuenta que todos sus programas son falsos”, escribió este seguidor.

Él revela que, mientras veía el programa, reconoció a un amigo suyo participando de uno de los casos. “Luego de eso, yo lo llamé y me informó que eso era falso, porque ustedes le pagaron una cantidad de dinero para que saliera en TV realizando ese drama. Creo que está jugando con su nombre y credibilidad”, acotó.

La Dra. Polo se defiende

Ante estas acusaciones, la doctora Ana María Polo respondió para aclarar que muchas veces se tienen que recrear los casos debido a que los protagonistas no quieren participar de los careos que realizan en su programa.

“Saludos, recuerda que algunos casos son dramatizados, ya que no todo el mundo está dispuesto a salir en televisión”, aclara la abogada, que en más de una ocasión ya había explicado este detalle.

Te puede interesar: Laura Acuña regresa a la televisión

Ella explicó en una entrevista previa que “Los temas son todos reales” pero que algunos tienen que ser dramatizados. Además, explicó que los participantes del programa no son actores, sino personas que vivieron “experiencias parecidas o que la están pasando en el momento”.

Más sobre 'Caso Cerrado'

 

Gracias a la experiencia, valores y aptitudes de la abogada Ana María Polo, especializada en derecho de familia y quien es la encargada de mediar los casos presentados en la corte, se consiguen casi siempre resolver los conflictos legales que son presentados ante ella durante una hora en este programa, cuyo escenario hace las veces de juzgado, en el que tanto la parte acusadora y el demandado exponen y explican su lado de la historia.

El show está lleno de drama y de disputas entre los implicados. Este programa nace a partir del éxito de 'Sala de Parejas' que se enfocaba específicamente en los conflictos maritales o de enamorados, en este formato más amplio, los casos que se presentan son de toda índole, entre algunos, se tratan casos de familia, de negocios e inmigración. Al final la doctora intenta sacar una enseñanza que se pueda aplicar al público en general o a personas que se sientan identificadas con el tema en cuestión.

En 'Caso cerrado', la doctora Polo presenta varios casos (hasta tres por capítulo) entre participantes en litigio, los cuales tienen un conflicto de todo tipo, que intenta resolverlo como juez árbitro. Antes de participar en el programa, los litigantes deben firmar un contrato de arbitraje que les obliga legalmente a respetar las decisiones de Polo. Los litigantes deben dar un testimonio creíble y para eso pueden presentar evidencias (como videos, fotos, audios, textos, etc.) para apoyar su respectiva postura y/o testigos que lo apoyen mediante su testimonio.

También ingresan expertos en diversos temas (como psicólogos, doctores, policías) los cuales ayudan desde el punto de vista profesional sobre los problemas que tienen los litigantes. Luego de esto, Polo debe tomar una decisión justa basándose en todas las evidencias y testimonios. Se puede conceder la demanda (dando una victoria para el demandante); negar la demanda (favoreciendo al demandado); o bien, desestimar el caso, en situaciones donde los litigantes tengan una mala disposición en el estudio o no se tenga suficiente evidencia para hacer una sentencia justa.

Redacción Entretenimiento - Colombia.com