Colombia.com Bogotá Miércoles, 18 / Feb / 2015

Eddie Redmayne se toma las pantallas de Coffee Break

Archivado en Televisión

El protagonista de “La Teoría de todo”, el británico Eddie Redmayne se dispuso a una cálida charla con Patricia Zavala sobre su reciente rol, las repercusiones que ha generado y su papel en esta temporada de premios.

Eddie Redmayne se toma las pantallas de Coffee Break

Coffee Break se trasladó a la ciudad de Los Ángeles para reunirse con Eddie Redmayne y hablar de  su exitoso presente, detalles,  anécdotas del rodaje, la espera por los Academy Awards y sus próximos pasos para este 2015.

Un Golden Globe, un Sag Awards y la firme posibilidad de obtener su primer premio Oscar por mejor actuación, son algunas de las características del presente de Eddie, que confesó sentirse sobrepasado por las circunstancias y conmovido por tanto reconocimiento.

El responsable de componer a un magistral Stephen Hawking relató además en este nuevo Coffee Break que apenas leyó el guión de ´La Teoría de todo´ sintió que sería algo muy especial :

“ Nunca había leído nada parecido, es una apasionada y complicada historia de amor sumamente poderosa, sin embargo nunca sabes cómo puede resultar”.

El actor recibió un duro entrenamiento físico durante el rodaje y se informó sobre la enfermedad que padece el protagonista: la E.L.A (Esclerosis Lateral Amiotrófica).

“Es una historia humana, no sobre la enfermedad, pero me pareció importante reflejar fielmente la realidad de lo que significa vivir con E.L.A” 

El actor además entabló gran amistad con Stephen Hawking y su familia y Patricia quiso ahondar un poco más en esta relación y Redmayne conmovió una vez más con su respuesta: “Cuando conocí a Stephen  me encontré con un gran sentido del humor y optimismo. ¡Esa sonrisa! Cuando Stephen sonríe el mundo es un mejor lugar. Y quiero confesarte que trabajé mucho para replicar esa sonrisa con esa calidez”.

Se declara un privilegiado solo por el hecho de estar nominado y haberse hecho acreedor de un Golden Globe,  un SAG y confiesa que el arribo a la Red Carpet lo incomoda pero a la vez lo divierte:

“Te gritan que sonrías, tienes mil cámaras apuntándote, es de verdad bizarro ¿quién pude ser el mismo bajo esas circunstancias? Pero es la vez muy divertido”.