Colombia.com Bogotá Martes, 18 / Sep / 2018

Copa Sudamericana: El primer duelo capitalino se fue sin goles

El partido de ida entre Santa Fe y Millonarios por los octavos de final de la Copa Sudamericana se fue con un pálido 0-0.

Copa Sudamericana: El primer duelo capitalino se fue sin goles
Santa Fe vs. Millonarios por Copa Sudamericana 2018. Foto: AFP

Santa Fe y Millonarios no dieron pistas de cuál de los dos puede clasificarse a los cuartos de final de la Copa Sudamericana 2018, tras un lánguido empate sin goles en Bogotá, en el duelo de ida de octavos del torneo regional.

El equipo del uruguayo Guillermo Sanguinetti, que sufrió la ausencia de su sancionado goleador Wilson Morelo, no pudo aprovechar el hombre de más que tuvo los últimos quince minutos tras la expulsión por doble amarilla del volante albiazul César Carrillo. 

Puedes ver: Revive el partido de ida entre Santa Fe y Millonarios por Sudamericana

Los embajadores, dirigidos por el argentino Miguel Ángel Russo, supieron defender la igualdad en el encuentro en que su eterno rival de patio ofició de local en el estadio El Campín de la capital colombiana.

El juego de vuelta se disputará el 2 de octubre en el mismo escenario. El vencedor de la llave se enfrentará con el ganador entre Deportivo Cali y Liga Deportiva Universitaria de Quito.

Choques y roces

El derbi bogotano fue fiel al estilo futbolístico rioplatense de ambos entrenadores. Y a los últimos choques entre los dos principales cuadros de la capital colombiana: roces, faltas repetitivas, juego cortado y pocas opciones de gol.

Puedes leer: Así es el calendario de la Copa Sudamericana 2018

Santa Fe intentó sacar provecho de su localía a partir de presión alta y copar el mediocampo. Sus atacantes, Luis Manuel Seijas, Arley Rodríguez y Diego Guastavino, apuraron la salida limpia de los defensores embajadores para forzar errores e impedir que Cristian Marrugo manejara los hilos del juego.

Fueron eficientes en desconectar el tridente en el mediocampo azul de Marrugo, Carrillo y Juan Guillermo Domínguez. Pero las transiciones rápidas en ataque no fueron efectivas para incomodar el pórtico defendido por el venezolano Wuilker Faríñez. 

"Es un partido de 180 minutos (...) confío en mi grupo plenamente, se viene haciendo un buen trabajo y confío en remontarlo en el juego de vuelta", dijo el volante Yeison Gordillo, el más destacado de los rojos.

Dos remates desviados de Guastavino y Baldomero Perlaza fueron el único consuelo para un buen planteamiento táctico de los cardenales en los primeros 45 minutos. Toda una paradoja, pues en una sacudida Millonarios pudo abrir el marcador.

Domínguez filtró un balón a la espalda de los centrales albirrojos, Carlos Henao y Héctor Urrego. El volante Óscar Barreto emprendió la carrera, pero el veterano arquero Róbinson Zapata despejó con solvencia.

Mismo libreto

El agua caliente de las duchas de El Campín sirvió para poco. Al volver del entretiempo el libreto se repitió, aunque sin un protagonista definido. Difícilmente alguno de los equipos sostenía el balón por más de dos minutos.

Santa Fe, sediento de venganza desde que en diciembre perdió la final de la liga ante su eterno rival, buscó nuevamente pegar primero. Esta vez se acercó más que en la parte inicial. Gordillo remató de derecha de fuera del área. Faríñez se confió y el esférico golpeó el travesaño.

El partido fue tan parejo que por momentos pareció un intercambio de golpes entre dos boxeadores esperando el veredicto de los jueces. Tras el palo del mediocampista león, Barreto cobró un tiro libre que obligó a Zapata a estirar su cuerpo para mantener el arco en cero.

"Es un buen resultado sabiendo que somos visitantes, veníamos a esperar porque ellos eran locales", dijo el volante.

Los papeles cambiaron faltando quince minutos para el pitazo final, cuando Carrillo recibió doble amarilla por una fuerte falta contra Seijas.

Con el envión anímico que da la superioridad numérica, los albirrojos buscaron la ventaja con más ímpetu que fútbol. La ausencia de un creativo, que han aquejado en el torneo local, volvió a hacer mella.

Santa Fe intentó sin éxito desestabilizar a Faríñez con juego aéreo y forzando faltas cerca del área, pero Millonarios supo defenderse sin el balón. Ambos dejaron una incógnita notoria sobre quién clasificará a la siguiente ronda.

AFP - Colombia.com