Viernes, 19 / Dic / 2003

Colombia se quedó con la medalla de bronce del Mundial Sub-20

En la mejor clasificación en toda la historia en un torneo organizado por la FIFA, la selección Colombia se quedó con el tercer puesto del Mundial Sub-20 de Emiratos Árabes Unidos al derrotar 2-1 a Argentina, en el partido por el tercer y cuarto lugar. Erwin Carrillo y Jaime Castrillón marcaron los goles colombianos.

Tan sólo iba 30 segundos de juego cuando Colombia tuvo en los pies de Edixon Perea la primera opción de gol, sin embargo el delantero de Atlético Nacional no supo aprovechar esta ocasión.

La primera anotación colombiana llegó, a los 15 minutos, cuando un centro cruzado de Aguilar fue rematado con golpe de cabeza por Erwin Carrillo, quien aprovecho que el portero Eberto estaba salido, para el 1-0.

Argentina, con más ganas que fútbol, se fue encima de Colombia e inquietó el arco de Landazurí con remates de Cavenaghi, Herrera y Ferreira.

El empate argentino llegó sobre el final del primer tiempo, Osmar Ferreira con un magistrl cobro de tiro
libre le dio el empate transitorio a los gauchos.

El tanto de la victoria colombia fue convertido por Jaime Castrillón, a los 61 minutos, tras capitalizar un rebote de Rodriguez a remate de Perea.

De esta forma, Colombia superó el cuarto puesto logrado en el Mundial Sub-17 disputado en agosto en Finlandia, donde perdió en los penales con Argentina tras haber empatado el encuentro (1-1) y, de paso, se tomó la revancha con los albicelestes.

Antes de este Mundial, Colombia sólo había sido octavo en las ediciones de URSS 1985 y Arabia Saudí 1989.

El técnico Reinaldo Rueda había afirmado desde el principio del torneo que Colombia sería fiel a su estilo de juego ofensivo y volvió a serlo en este partido final para el equipo, con dos delanteros, Edixon Perea y Erwin Carrillo.

La ausencia del sancionado Víctor Hugo Montaño no se notó, ya que su sucesor, Harrison Otálvaro, en su debut en el torneo, estuvo perfecto, participando en los dos goles cafeteros.