Colombia.com Bogotá Martes, 26 / Jun / 2018

China controlará a los ciudadanos con 'Aves espías'

No solo las personas han confundido a estos robots con animales, sino que también los mismos pájaros. 

Estas palomas pueden imitar el 90% de los movimientos de las aves reales. Foto: Pixabay.
Estas palomas pueden imitar el 90% de los movimientos de las aves reales. Foto: Pixabay.

China ha desarrollado un modelo avanzado de drones que ya ha volado por los cielos de la región de Xinjiang, y puede que dentro de poco tiempo, no será solo uno, sino cientos de drones pájaros quienes estarán observando a los 1.400 millones de ciudadanos de este país.

Para crear esta nueva generación de drones, se han inspirado en la biología de un pájaro real, logrando evadir la detección humana e incluso la de un radar, pues son capaces de imitan el 90% de los movimientos de las palomas reales, además son muy silenciosos.

Te puede interesar: China: iPal, el robot profesor y compañero de los niños 

Este programa de aves espías bautizado como 'Dove', dirigido por Song Bifeng, profesor de la Universidad Politécnica de Northwestern en Xian., se ha desplegado en al menos cinco provincias del país, así lo asegura el portal South China Morning Post.

Lo sorprendente es que no solo las personas han confundido a estos robots con animales, sino que las propias palomas se han mostrado tranquilas y confiadas cerca a este dron pájaro.

Bifeng, además de dirigir este programa, también dirigió anteriormente el programa J-20 Stealth Jet, cuyo objetivo era la creación del primer caza chino con velocidad de crucero supersónica con máximo sigilo y sin ser visto por los radares.

Junto con Yang Wenqing, profesor asociado de la Escuela de Aeronáutica de Northwestern, confirmaron que por el momento el alcance de la iniciativa es bajo, pero que el amplío potencial puede hacer que más adelante se usen con mayor frecuencia.

Las palomas espías pesan 200 gramos y ocupan unos 50 centímetros de envergadura. Pueden alcanzar una velocidad de hasta 40 km/h durante un máximo de 30 minutos. Para lograr espiar a las personas cuentan con una cámara de alta definición, una antena GPS, sistema de control de vuelo y enlace de datos con capacidad de comunicación por satélite.

Sin embargo, China no ha sido el único país en implementar este tipo de tecnología, en 2013 Estados Unidos compró treinta drones de Prioria Robotics, diseñados para parecerse a las aves rapiña, aunque no tenían las mismas capacidades, pues eran propulsados por un motor y sus alas no tenían movimiento.