Colombia.com Bogotá Jueves, 15 / Feb / 2018

Elegir un buen hosting de WordPress, ¿por qué es importante?

A la hora de contratar un servidor, la velocidad sí es importante.

Elegir un buen hosting de WordPress, ¿por qué es importante?
Foto: Pixabay

Montar una página web es algo que requiere tiempo y preparación, sobre todo cuando va destinada a formar parte de un negocio. Un equipo de informáticos y diseñadores web deben volcarse por completo para dar forma a un portal completo en contenidos, totalmente funcional, bien estructurado y con una apariencia que lo haga tanto atractivo como intuitivo de cara al usuario.

En la actualidad, la solución más cómoda ante esta situación es recurrir a WordPress. Este gestor de contenidos contiene infinidad de plantillas dispuestas a satisfacer las necesidades de cualquiera y con la capacidad de ofrecer todo tipo de estructuras perfectas en muchísimos ámbitos. Sin embargo, tras todo esto hay una capa mucho más importante, algo que se encuentra entre bambalinas y que, de no existir, haría que no pudiéramos plantearnos una web siquiera: el hosting.

Este es el término con el que se denomina a la máquina que hace de “hogar” de un portal online. Equipos informáticos que funcionan para almacenar las páginas webs y permitir su funcionamiento en internet. Sin ellos sería imposible tener una y, por supuesto, de ellos también depende el rendimiento que tenga la web.

Actualmente, a la hora de buscar un Hosting especializado para WordPress, tenemos un grandísimo abanico dónde elegir. Pero hay que saber diferenciar a aquellos que de verdad brindan una respuesta de calidad. Si eliges un mal hosting, esto repercutirá en todos los aspectos de tu portal, sobre todo en su velocidad, algo que repercute negativamente en su posicionamiento, arrastrando la visibilidad del portal online y, por ende, a la de tu negocio.

Los beneficios de un buen hosting

Hacer la elección adecuada a la hora de elegir equipo para albergar tu presencia en redes es de vital importancia. Hay muchísimos beneficios que conviene tener en cuenta tanto de cara al usuario como para la propia web.

Para el usuario

La principal repercusión de un buen hosting para el usuario radica en la navegación. Si las prestaciones del servidor son las adecuadas, el rendimiento será perfecto, lo que afectará a los tiempos de carga de las diferentes secciones, el acceso a los contenidos e incluso a las publicaciones multimedia. Todo será mucho más rápido si eliges bien.

Por otra parte, hay más beneficios. Teniendo unas altas prestaciones se evitan las caídas cuando el tráfico de visitantes es elevado. No hay nada que empañe más la experiencia de usuario que intentar entrar a una web que no funciona por algún problema técnico.

Para la web

El primer efecto positivo de un buen host es la influencia en su posicionamiento. Hoy en día, la cantidad de empresas que se mueven por internet es algo que no deja de crecer, y la posición de tu portal en buscadores es primordial para garantizar un buen flujo de visitas y mejorar tu visibilidad. Si el equipo que eliges reúne una buena serie de características, influirá tanto en la velocidad como en la estabilidad de tu página, lo que a su vez influye en su puesto en los citados buscadores.

Por otra parte, y de cara al uso a nivel interno, facilita la labor de quienes trabajan con la web. Con una gran cantidad de almacenamiento se permite subir muchos más contenidos y, por tanto, conseguir algo mucho más diverso y llamativo para el visitante. Solo hay que pensar en la diferencia entre una imagen y un vídeo estático para darse cuenta.

Los rasgos del hosting para WordPress bueno y rápido

HTTP/2

Las webs modernas tienen una gran cantidad de elementos que las sobrecargan. Desde las imágenes que aparecen en ella hasta los widgets, el CSS y todo lo que acompaña y se fusiona con los contenidos. Si tu hosting tiene soporte para HTTP/2, permitirá que el navegador descargue todos los elementos previamente para que la carga se reduzca, o lo que es lo mismo, la velocidad se dispare.

Una máquina potente

A la hora de realizar comparativas entre servidores, siempre hay que decantarse por aquellos que reúnan las prestaciones más elevadas y modernas. Solo de esta manera se garantiza un buen funcionamiento y que, además, la velocidad siempre sea la más elevada a la hora de navegar por la página.

Discos duros

Desde hace unos años, la tecnología SSD ha comenzado a adentrarse en el terreno de los discos duros. Esta nueva familia de productos goza de unas tasas de transferencia mucho mayores lo que, para el usuario, se traduce en una comodidad total por la gran velocidad de la web tanto navegando como descargando ficheros.

Ancho de banda disponible

Puede que al comienzo el número de visitantes no sea demasiado elevado, pero en poco tiempo el tráfico puede aumentar de forma considerable y empezar a traer problemas si no dispones del ancho de banda adecuado. Infórmate bien del que te ofrecen y quédate con aquel hosting que posea una cifra bastante considerable.

Así evitarás quebraderos de cabeza por exceso de usuarios y, por supuesto, que la velocidad se reduzca si hay un incremento de volumen.