Colombia.com Bogotá Lunes, 14 / Mar / 2011

Día Internacional de la Incontinencia Urinaria

En el marco del Día Internacional de la Incontinencia Urinaria, la Organización Mundial de la Salud reconoce a esta enfermedad como un problema, ya que se calcula que esta condición afecta a 2 de cada 5 mujeres mayores de 35 años.

Día Internacional de la Incontinencia Urinaria
81% de las mujeres con incontinencia urinaria tiene escape de orina durante la relación sexual. De acuerdo con un estudio realizado recientemente por la Universidad del Valle y la Clínica Colsubsidio, se encontró que el 81% de las pacientes con incontinencia urinaria tenía escape de orina durante la relación sexual. Una clara demostración del impacto de la Incontinencia Urinaria en la sexualidad.

La incontinencia urinaria en cifras:

•    El 81% de las pacientes con incontinencia urinaria tiene escape de orina durante la relación sexual.

•    Más del 50% de personas con incontinencia urinaria no consultan al urólogo. Entre un 30% y 40% evitan abordar este tema por vergüenza.

•    Estudios internacionales reportan hasta un 50% de prevalencia de esta enfermedad, aunque el porcentaje de pacientes para los cuales constituye un trastorno es menor al 5%.
 
•    Con la llegada de la menopausia, la incidencia de Incontinencia Urinaria femenina aumenta dos veces más que antes de esta y en el mundo 2 de cada 5 mujeres mayores de 35 años la padecen. En el caso del sexo masculino sucede lo mismo, donde la prevalencia puede alcanzar hasta un 28% en hombres de 90 años”, afirma el Dr. López.

La Incontinencia Urinaria afecta la vida cotidiana de las personas de forma significativa, puede restringir muchas actividades físicas y sociales por la incomodidad que genera. Algunos pacientes optan por limitarse a las actividades en su hogar, y no vuelven a asistir a ningún evento social. Según el tipo y la severidad de la incontinencia algunas personas pueden presentar escape de orina durante la actividad sexual y ocasiona alteraciones en la  autoestima.

Según el médico Urólogo Hugo López, miembro de la Sociedad Colombiana de Urología, “los estudios que comparan la salud sexual de las mujeres con incontinencia urinaria con quienes no la tienen, muestran como las primeras presentan una disminución marcada en su funcionamiento sexual en todos los aspectos, que incluyen el deseo, la excitación y la satisfacción global”.

El doctor Mauricio Plata, médico urólogo de la Fundación Santafé, afirma que existe evidencia reciente de que Botox es efectivo para el tratamiento de los síntomas de vejiga hiperactiva según un estudio multicéntrico realizado en Estados unidos  y publicado en The Journal of Urology.  “Según este estudio se logró definir la dosis óptima de toxina teniendo un perfil de seguridad adecuado con mínimas complicaciones para los pacientes”.

Se ha demostrado que Botox® disminuye los episodios de Incontinencia Urinaria de urgencia haciendo que el paciente tenga un mayor control de su vejiga, mejorando significativamente su calidad de vida y devolviéndole la confianza para una nueva integración a su entorno social y laboral.

Aunque la Incontinencia Urinaria no es una enfermedad mortal, sí afecta de manera importante todos los aspectos de calidad de vida incluyendo las dimensiones física, social, ocupacional, doméstica y sexual. Además se asocia a importantes costos económicos, sociales, laborales y perjuicios para el paciente.

El Dr. López afirma que, “en Colombia no existen estudios actualizados sobre esta condición. Sin embargo, se conocen estudios internacionales que reportan hasta un 50% de prevalencia,  aunque el porcentaje de pacientes para los cuales constituye un trastorno es menor al 5%”.  

Sin embargo la experiencia en Colombia ha ido en aumento de manera progresiva y los urólogos de la Sociedad Colombiana de Urología tienen entrenamiento en la utilización de la toxina. Múltiples estudios han sido publicados en Bogotá y Medellín que demuestran la utilidad de Botox para el tratamiento de la incontinencia urinaria de urgencia.

El Dr. Mauricio Plata asegura que “la efectividad de la Botox y la duración del efecto en la vejiga aparénteme es mayor que en los músculos esqueléticos como la cara,  obteniéndose une efecto más prolongado. La experiencia con reinyección según el Dr. Plata es que los pacientes requieren reinyección aproximadamente a los 10 a 12 meses siguientes a la primera inyección y muchos no requieren reinyecciones pues su problema de incontinencia mejora inmediatamente

Esta enfermedad es más frecuente en mujeres que en hombres, “con la llegada de la menopausia, la incidencia de la Incontinencia Urinaria femenina aumenta dos veces más que antes de la menopausia y en el mundo 2 de cada 5 mujeres mayores de 35 años la padecen. En el caso del sexo masculino sucede lo mismo, donde la prevalencia puede alcanzar hasta un 28% en hombres de 90 años”, concluye el Dr. López.

Para el Dr. López la Incontinencia Urinaria de Urgencia causada por la vejiga hiperactiva es una enfermedad altamente prevalente llegando a afectar hasta un 16% de la población adulta, así mismo está asociada con importantes costos y perjuicios para el paciente.

Tratamientos

Según el Dr. Mauricio Plata, “existen varias opciones de tratamiento disponibles que pueden ayudar a restaurar el funcionamiento normal de la vejiga entre ellos:
 
1.    Entrenamiento de la vejiga que consiste en encontrar un patrón de la micción, escape o accidentes que eventualmente ocurran, una vez determinados estos momentos se acudirá a vaciar la vejiga antes de que se puedan desencadenar estos episodios.

2.    Ejercicios de Kegel, que son ejercicios simples para fortalecer los músculos que pueden interrumpir el flujo de orina.

Sin embargo, si el problema de incontinencia urinaria recurrente del Síndrome de Vejiga Hiperactiva es fuerte:

3.    El paciente podrá acudir a tratamientos con medicaciones orales que ayudan a realizar las contracciones involuntarias del músculo de la vejiga, responsable por la incontinencia.

4.    Otra opción es la cirugía que puede mejorar o curar la incontinencia si es causada por algún problema como un cambio en la posición de la vejiga o bloqueo debido a una próstata ensanchada.
 
5.    Finalmente los avances científicos demuestran que la aplicación de Botox® en pacientes con incontinencia urinaria, es altamente efectiva al lograr controlar la contracción anormal de la vejiga permitiendo que la persona pueda tener mejor calidad de vida”, concluyó el doctor Mauricio Plata.  

Cómo funciona el tratamiento con Toxina Botulínica tipo A (Botox)

“El manejo médico convencional de la vejiga hiperactiva con anticolinérgicos está asociado con efectos adversos importantes como resequedad de boca, somnolencia y estreñimiento causando el abandono del mismo hasta en un 50% de los pacientes. La toxina botulínica tipo A (Botox) por su mecanismo de acción no presenta estos efectos adversos, además la duración de respuesta con una única inyección puede ser hasta de 6 a 9 meses” comenta el Dr. López.

El mecanismo de acción de la toxina botulínica tipo A (Botox) actúa en la unión neuromuscular inhibiendo la liberación de acetilcolina ocasionando una parálisis transitoria en el músculo detrusor, evitando su hiperactividad. El uso de este tratamiento es recomendado en los pacientes con vejiga hiperactiva tanto neurogénica cómo idiopática y no es recomendado en los pacientes que sufren de incontinencia urinaria de esfuerzo pura ó secundaria a alteraciones anatómicas del tracto urinario inferior.

El uso de la toxina botulínica tipo A en inyección intravesical, ha demostrado ser una alternativa terapéutica eficaz y con respuesta sostenible, sin efectos secundarios asociados a la terapia convencional convirtiéndose así en una de las primeras opciones de manejo, afirma el Dr. López.

Con respecto a otros países, en la actualidad en Colombia se presta una atención de alta calidad de acuerdo con estándares internacionales en el manejo tanto médico cómo quirúrgico de los diferentes tipos de incontinencia urinaria, situación que ha sido discutida en diferentes congresos locales y mundiales.

Para el Dr. López  la Incontinencia Urinaria debería ser considerada un problema de salud pública, el impacto de la enfermedad en la sociedad en términos de costos y afección de calidad de vida así como la cronicidad de la enfermedad muestran su gravedad.