Actualización: Mar, 11 / Jun / 2019 6:14 pm
Colombia.com Bogotá Mar, 11 / Jun / 2019 4:10 pm

Lo fácil puede salir caro: ¿Qué alternativas tengo para evitar los préstamos express y conseguir uno de manera segura?

"Sufrí una presión excesiva, pues, enfermé y comencé a fallar con el pago de las cuotas diarias, llamaban mucho por teléfono y me decían que si no pagaba iban a destruir mi casa. Un día vinieron en grupo, tomaron mi televisor, mi refrigerador y se fueron".

Préstamos online en Colombia
Las cooperativas son una alternativa válida a los préstamos Gota a Gota. Foto: Shutterstock

Lo que le sucedió a Matías en Medellín quien tomó un préstamo de los llamados “express” o “gota a gota” por $900.000 debiendo devolver $40.000 durante 40 días es historia repetida en el país y es, a su vez, una muestra más que esta modalidad de crédito de fácil acceso que fija tasas ampliamente superiores a la de usura establecida por el Banco de La República que se encuentra hoy en 29,55%, puede salir realmente cara tanto por lo económico como por las amenazas de violencia física.

Por ello, desde la Superintendencia Financiera llaman a evitar la toma de estos créditos pidiendo especial cuidado a quienes pertenecen a los estratos 1,2 y 3, ya que, son los que generalmente se encuentran excluidos del sistema financiero formal.

Por ello, para llevar tranquilidad, a continuación, detallo algunas alternativas para evitar los préstamos express de manera segura.

En primer lugar, y si bien los costos financieros no son del todo convenientes, existen al día de hoy varios préstamos online inmediatos que son seguros y que compiten con los créditos express al ser una opción de obtención de liquidez rápida conveniente para resolver imprevistos, ya que, gracias a la tecnología disponible relacionada íntimamente a la bigdata procesan las solicitudes en segundos ofreciendo desembolsos en menos de 24 horas.

Estas plataformas de créditos online se encuentran nucleadas en la asociación Colombia Fintech y fiscalizadas por la Superintendencia dándoles, en definitiva, un marco regulatorio de comportamiento que las hace seguras.

Hablando concretamente de los servicios de financiación que ofrecen, compañías como Lineru, RapiCredit y Credy realizan desembolsos de entre 100 mil pesos y 900 mil pesos con simples requisitos como son tener una cuenta de banco, un teléfono inteligente, correo electrónico ser mayor de edad y residente colombiano, a su vez, algunas de ellas como Credy otorgan préstamos a quienes se encuentran reportados siendo este un punto fuerte, pues, muchos de los que optan por los “gota a gota” se encuentran en esta situación que los lleva a recurrir a prestamistas particulares que actúan en la informalidad.

Otra opción son las Cooperativas de Crédito y Ahorro que suelen destinar sus servicios a los grupos que generalmente no tienen acceso a créditos de calidad en los bancos, ofreciendo, muchas veces financiación a bajo costo y de fácil tramitación como lo hace, por ejemplo, Juriscoop, Confiar, Cotrafa o Fincomercio que expresó, a través de su gerente Arturo Vega que el 70% de las personas que recurren a las cooperativas perciben menos de tres salarios mínimos y que, en general, solicitan montos menores a los que dan los bancos, pues, según la entidad el 85% de los desembolsos no superan los 4 millones de pesos.

Entonces, las cooperativas son una alternativa válida a los préstamos Gota a Gota porque también brindan desembolsos pequeños, pero a una tasa de interés mucho más justa que ronda el 20% según los datos que nos proporciona Jorge Lean miembro de la Confederación de Cooperativas de Colombia (CONFECOOP).

Eso sí, al igual que los bancos, las cooperativas consultan la situación de cada solicitante a las centrales de riesgo, por lo que, si se está reportado esta no es una alternativa potable.

Por último, se encuentran los microcréditos desde 500 mil pesos ofrecidos por los bancos como una acción para ser una alternativa a los “prestadiario”. Sus intereses son competitivos, pues, Banco Popular y AV Villas son los que mejores costos tienen implementando una tasa cercana al 20%. A pesar de que algunos no solicitan historial crediticio ni garantías, sino, sólo haber efectuado alguna actividad productiva en el último año, aún hay trabajas que dejan fuera de crédito a los solicitantes como lo es que estos superan la capacidad de pago de los mismos.

Como buena noticia, el gobierno junto a Asobancaria se encuentran trabajando para fomentar la inclusión de los más de 6 millones de adultos excluidos financieramente en el país que al día de la fecha no cuentan con un producto bancario. Con esto se espera que cada vez sean más los colombianos que tengan la posibilidad de acceder a créditos seguros alejándose, por lo tanto, de la necesidad de recurrir a los peligrosos préstamos express.