Actualización: Mié, 18 / Abr / 2018 2:48 pm
Miércoles, 18 / Abr / 2018

La tecnología “Blockchain” triunfa en Colombia

En el último año el número de transacciones efectuadas con esta moneda ha aumentado de manera vertiginosa.

La tecnología “Blockchain” triunfa en Colombia
Foto: Pixabay//CC0 Creative Commons

En los últimos meses las noticias que tienen a las criptomonedas como protagonistas no han parado de crecer. La más famosa de estas criptomonedas es, sin duda alguna, Bitcoin. Creado hace nueve años por Satoshi Nakamoto, un pseudónimo bajo el que se esconde la personalidad real del creador de esta criptomoneda a día de hoy todavía desconocido, el Bitcoin revolucionó de manera global el sistema financiero que se conocía hasta el momento. Poco a poco, esta nueva moneda virtual ha ido ganando adeptos y nuestro país se ha posicionado como uno de los que más ha invertido en ella.

Según datos recogidos por diferentes medios especializados en la materia  así como por sitios web que monitorean todas las transacciones realizadas con esta criptomoneda, el pasado 2017 el Bitcoin tuvo un ascenso impresionante en nuestro país. LocalBitcoins, una startup con base en Finlandia y dedicada a la compra y venta de esta moneda virtual, declaró que el número de transacciones realizadas con pesos colombianos aumentó en más de un 1.000% el año pasado. Con todo, se debe tener en cuenta que estos datos no reflejan el punto geográfico desde el que se han hecho las transacciones sino la moneda que se ha empleado en las mismas.

A pesar de no contar con una normativa específica al respecto, cada vez son más las personas que realizan transacciones con Bitcoins en Colombia, lo que ha provocado que diferentes actores sociales hayan visto en este nuevo sistema una oportunidad de mercado y realicen numerosos talleres y cursos con el fin de explicar a estos nuevos usuarios las claves por las que se rige esta criptomoneda. A estos cursos, talleres y conferencias acuden personas de todas las edades y no siempre procedentes del sector de las finanzas.

De hecho, un alto porcentaje asiste a estas charlas para conocer mejor el mecanismo que se lleva a cabo en las transacciones internacionales con esta moneda virtual y es que una de las causas del aumento en el uso del Bitcoin reside precisamente aquí. En Colombia los costos bancarios para realizar una transferencia bancaria a otros países son muy elevados, algo que no ocurre con el Bitcoin.

Así, enviar y recibir dinero, generalmente a familiares afincados en el extranjero, es mucho más sencillo empleando esta criptomoneda. De esta forma, nuestro país se encuentra en el top 3 de los países en los que más han crecido los intercambios entre la moneda local y el Bitcoin, y a la inversa. Colombia ocupa el tercer puesto de esta clasificación, tan solo superada por países como China y Nigeria.

Con todo, Bitcoin no es la única criptomoneda que podemos encontrar en el mercado. De hecho, no todas las monedas virtuales con las que podemos realizar transacciones en la actualidad están destinadas a cumplir con un objetivo comercial o financiero. Esto es, existen monedas que no solo sirven para comprar o vender sino que en sí mismas constituyen el propio servicio. Esto ocurre, por ejemplo, en el sector del entretenimiento en donde podemos encontrar criptomonedas cuya finalidad es dotar a sus usuarios de un mecanismo más seguro y rápido de juego sirviendo directamente para jugar en determinadas plataformas online. Todas ellas, al igual que Bitcoin, se sustentan sobre la tecnología Blockhain, también conocida como cadena de bloques, que está basada en el código abierto, eliminado los intermediarios y que permitirá el salto del empleo del Internet de la Información al Internet del Valor.

El uso de esta tecnología permite que cualquier persona pueda modificar un código previamente escrito, consiguiendo de este modo una aplicación totalmente nueva y diferente a la inicial. Lo que se consigue mediante este sistema es que la tramitación de la información tenga una mayor importancia en relación al propio soporte en el que va escrita, surgiendo así el llamado Internet del Valor mencionado con anterioridad.

Además, en la cadena de bloques la información es inmutable, de tal forma que una vez que ha sido añadida no puede ni modificarse ni copiarse y cualquier persona puede acceder a ella sin ser sometida a ningún tipo de control, convirtiéndose así en un sistema descentralizado. A mayores hay que sumarle que todas las direcciones empleadas para las transmisiones de información están completamente encriptadas, de tal forma que la identidad de los usuarios permanece en todo momento en el anonimato.

Todos estos aspectos han provocado que cada vez sean más las empresas que decidan operar bajo la protección de la Blockhain. De hecho, esta tecnología ha llegado incluso a las aulas de algunas de las universidades más prestigiosas del mundo con el objetivo de evitar las posibles falsificaciones en las calificaciones de los alumnos.

De momento, esta tecnología todavía está en fase de maduración pero todo apunta a que ha llegado para quedarse.