Colombia.com Bogotá Martes, 07 / Nov / 2017

Cinco formas en que los atacantes apuntan a los gamers

Videojuegos, sitios web e incluso aplicaciones están en la mira de cibercriminales en busca de dinero, puntajes altos y notoriedad.

Cinco formas en que los atacantes apuntan a los gamers
Ciberataques

Para recordar uno de los ciberataques más grandes de la historia, que afectó a PlayStation Network en 2011 tuvo resultados impactantes: se comprometieron los datos de 77 millones de cuentas, se filtraron 12.000 tarjetas de crédito y los precios de las acciones de la compañía cayeron de la noche a la mañana.

Te puede interesar: Gamers: Consejos para largas partidas

A partir de entonces, la industria de los videojuegos se convirtió en blanco del cibercrimen, por la diversidad de formas de ataque que se relacionan con ella: desde distribución de copias falsas hasta campañas de phishing destinadas a gamers, pasando por robo de datos a las empresas y robo de ítems de los jugadores, por nombrar algunos ejemplos.

ESET Latinoamérica, compañía líder en detección proactiva de amenazas repasa las formas en que los cibercriminales apuntan a los gamers:

1. Ataques DDoS para interrumpir el servicio:

Estos,  son a menudo utilizados por los atacantes para tirar abajo un sitio o servicio online, al inundar el servidor web del destinatario con demasiado tráfico, haciendo que se interrumpa el servicio.

2. Sitios comprometidos para obtener credenciales y otros datos

El malware, por desgracia, se puede infiltrar en todo tipo de sitios web, lo cual puede incluir sitios legítimos de empresas de buena reputación y sitios falsos diseñados para robar a usuarios desprevenidos.

Recientemente, investigadores descubrieron el malware Joao, una amenaza que apunta a gamers de todo el mundo y especialmente de Latinoamérica. Se propaga a través de juegos de Aeria comprometidos que se ofrecen en sitios web no oficiales.

Es un malware modular que puede descargar e instalar virtualmente cualquier otro código malicioso en la computadora de la víctima. Para propagarlo, los atacantes se aprovecharon de videojuegos de rol multijugador masivos en línea (MMORPG) publicados originalmente por Aeria Games, como por ejemplo Grand Fantasia.

3. Robo de dinero con ransomware y scareware

Los ciberdelincuentes también buscan obtener ganancias financieras a través de aplicaciones de scareware. La compañía descubrió 30 aplicaciones de Minecraft en Google Play que pretendían ser cheats para el juego, pero al ser ejecutadas, afirmaban que la máquina del usuario tenía un virus que solo podía eliminarse activando una suscripción de SMS Premium, que costaría 4,80 euros por semana.

4. Ataques de fuerza bruta y keyloggers para obtener contraseñas

Los atacantes, en muchas ocasiones buscan información sensible de la víctima, la manera más común de obtener estos datos es haciendo un ataque de diccionario con las contraseñas más comunes aprovechando que la debilidad en su construcción sigue siendo una realidad. 

También buscan llevar a cabo ataques de fuerza bruta (un intento de crackear una contraseña mediante múltiples intentos sucesivos, aprovechando la simplicidad de la contraseña) y usar keyloggers (software para grabar las teclas empleadas en un teclado).

5. Ingeniería social para lograr todo lo anterior

Generalmente antes de atacar buscan a su presa en Twitter o Facebook, para recolectar datos que les permitan crear engaños más creíbles. Así, logran dirigir a las víctimas a un sitio web suplantado o instarlas a descargar un adjunto que contiene código malicioso.

Los usuarios de Steam sufrieron una estafa de phishing que les prometía un protector de pantalla gratuito, pero en realidad escondía un troyanodiseñado para robar ítems valiosos.

También puedes ver:

Colombia.com