Colombia.com Bogotá Lunes, 07 / Oct / 2019

Codos y talones, los olvidados de siempre

Siempre nos preocupamos por diferentes partes de nuestro cuerpo pero los codos y los talones por estar cubiertos por ropa y calzado viven escondidos y poca atención les damos.

Es importante hidratar nuestra piel y nuestro cuerpo con ingredientes naturales. Foto: Shutterstock
Es importante hidratar nuestra piel y nuestro cuerpo con ingredientes naturales. Foto: Shutterstock

Basta con desabrigarnos por cuestiones de calor, bañarnos o a la hora de ir a la cama a dormir y allí es cuando lanzamos ese grito de inconformidad viendo como la resequedad hace de las suyas en codos y talones, ¿qué hacer?, pues sencillo, prestarles más atención, con sencillas rutinas de cuidado lograremos que estas partes de nuestras extremidades se mantengan siempre sanas y con una perfecta apariencia.

Muchas veces nos encontramos con que nuestros codos se encuentran con un color negruzco y eso se debe a la poca atención que les prestamos y a que el roce con la ropa y la producción de melanina los torna de ese color, y en cuanto a los talones, estos se resquebrajan por la resequedad, ¿Solución?, hidratarlos, no hay otra opción.

Foto: Shutterstock

Con estas partes hay que ser cuidadosos, con los codos hay que aplicarles crema hidratante después del baño y antes de acostarse, claro que si se desea hacerlo con más frecuencia, pues no hay problema. Con los talones hay que retirar la “costra” que puede formar la resequedad por acumulación de piel muerta, esto se logra con piedra pómez, estropajo o algún material abrasivo pero teniendo mucho cuidado de no lastimarse, luego se aplica crema hidratante.

También sirve un remedio casero centenario pero de mucha efectividad, toma limón y azúcar, frota el área afectada, deja actuar por un par de minutos, retira con agua y prepárate a sorprenderte con el resultado, tendrás codos y talones de maravilla.

Foto: Shutterstock

Busca productos con exfoliante natural, hay muchos en el mercado e incluso en centros de estética se ofrece ese tratamiento pero si prefieres los hechos en casa, dale sin lio porque con la buena costumbre de hidratar estas partes, no sufrirás nunca y podrás lucirlas sin temor a las habladurías.

Como ves, no hay excusa para lucir codos y talones sanos y con aspecto inmejorable, solo basta que no los olvides, recuerda que también son parte de cuerpo y merecen toda tu atención.

Redacción Vida Sana - Colombia.com