Actualización: Mar, 09 / Nov / 2010 10:54 am
Martes, 09 / Nov / 2010

Las emociones negativas provocan aumento de peso

Cuando se habla de las causas que originan el sobrepeso poco se dice sobre los factores psicosomáticos que contribuyen.

Las emociones negativas provocan aumento de peso

Cuando se habla de las causas que originan el sobrepeso se mencionan los malos hábitos alimenticios, el consumo en exceso de la comida chatarra y el sedentarismo; sin embargo, poco se dice sobre los factores psicosomáticos que también contribuyen.

Aída Cardoso, psicóloga y consultora ontológica, afirma que en el sobrepeso no sólo influye un estilo de vida incorrecto, porque “al momento de ganar peso, además de las causas fisiológicas, es necesario hacer una valoración para determinar que les está provocando el aumento de peso y cuáles son los factores emocionales que les impiden perderlo”.

La especialista asegura que así como el cuerpo se alimenta de lo que come, “la mente se nutre de los pensamientos, la energía y las emociones que se generan en nuestro entorno, razón por la cual muchas de las enfermedades que padecemos se originan en la mente.”

El estrés engorda

De un tiempo a la fecha, muchos investigadores se han enfocado en estudiar los efectos nocivos que tiene el estrés en el organismo, entre los que se encuentran ansiedad, agotamiento, dolor en la espalda, estreñimiento o diarrea, depresión, angustia, dolor de cabeza, presión sanguínea alta, insomnio, caída del cabello, tensión en el cuello, cambios de humor y por si fuera poco, también puede ocasionar aumento de peso.

El estrés está relacionado con una hormona llamada cortisol, a la que se atribuyen algunos de los problemas de peso, especialmente al aumento de la grasa abdominal; además, el exceso de cortisol puede llegar a causar que el metabolismo sea vuelva lento, esto podría ocasionar que aunque se consuman las mismas calorías, se engorde.

Las opciones

Para que una persona logre llegar y mantener su peso debe seguir un tratamiento multidisciplinario, en el que intervengan varios especialistas, incluyendo a un psicólogo, quien le ayudará al paciente a encontrar cuáles son los motivos emocionales que propiciaron la ganancia de peso o que le impiden perderlo.

Existen métodos, tanto quirúrgicos como no quirúrgicos, que pueden ayudar en el proceso de perder peso.

De acuerdo con el doctor Jesús Montoya, cirujano bariatra y director de la Clínica del Manejo Multidisciplinario de la Obesidad, del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE, dispositivos médicos como el balón intragástrico o la banda gástrica ajustable, son una buena opción para personas que desean perder peso de manera segura.

“El balón es un dispositivo que se coloca vía endoscópica por un periodo máximo de seis meses y no altera la absorción de los nutrientes que necesita en el cuerpo. La banda, por su parte, es considerada como el procedimiento quirúrgico bariátrico ideal, ya se coloca vía laparoscópica y existe menor riesgo de complicaciones. Es reversible y ajustable”, explicó el especialista.

Eluniversal.com.mx