Actualización: Vie, 14 / Oct / 2011 3:28 pm
Viernes, 14 / Oct / 2011

Cocinar bajo de sal, pero de buen sabor

En el siguiente artículo te dejamos algunos simples consejos para que comiences a cocinar con menos sal sin perder el sabor.

Cocinar bajo de sal, pero de buen sabor
Al disminuir la ingesta de sal obtenemos innumerables beneficios para nuestra salud y bienestar. Por ejemplo, ayudas a mantener alejada la peligrosa hipertensión arterial y también contribuyes a evitar la retención de líquidos, disminuyendo así la hinchazón en las extremidades y la fastidiosa celulitis.

Tu rostro también te lo agradecerá, ya que al controlar el consumo de sal disminuyes también las bolsas en los ojos y estos lucen en general menos hinchados.

Pero, ¿cómo lograr cocinar con menos sal sin que ello signifique perder el sabor de las comidas? A continuación te dejamos algunas técnicas.

Especias
Al introducir especias en tus recetas obtienes un gran sabor y al mismo tiempo, disimular la falta de sal. Puedes consumirlas en forma ilimitada, ya que son muy saludables y aportan un toque especial y diferente a tus platos. Algunas opciones son el ajo, la cebolla, el perejil, el cilantro, la menta, el romero, el orégano, la albahaca, el comino, el tomillo, etc.

Técnica del sellado
Para evitar que las carnes pierdan sus jugos y su sabor, utiliza la técnica del sellado. Sólo debes sellarla en una sartén antiadherente bien caliente y después prepararla como tenías pensado.

Así conservará su jugo y además un sabor intenso. Además, recuerda que la carne asada es más sabrosa que la hervida, por lo que asarla es una buena opción para aprovechar de disminuir la sal.

Sal baja en sodio
En el mercado puedes encontrar sustitutos de sal, que consisten en una sal con menos sodio. Su sabor es ligeramente distinto, pero servirá si te cuesta renunciar a este aderezo.