Actualización: Vie, 16 / Sep / 2011 3:58 pm
Viernes, 16 / Sep / 2011

Conoce la dieta equilibrada e indicada para tu salud

"El padre de la enfermedad pudo haber sido cualquiera, pero no cabe duda de que la madre fue la mala dieta." - Hipócrates.


Conoce la dieta equilibrada e indicada para tu salud
Todo lo que ingerimos a lo largo del día representa una medicina o un tóxico en potencia para nuestro organismo.

Es fundamental para lograr una salud férrea, mantener una dieta equilibrada, realizar algo de ejercicio y apoyarse con suplementos vitamínicos, minerales y con plantas medicinales de alta potencia para corregir las posibles carencias nutricionales.

¿Qué es una dieta sana?


Es una dieta que proporciona niveles óptimos de nutrientes para el mantenimiento y regeneración del organismo, y bajos niveles de alimentos perjudiciales para la salud.

Una alimentación equilibrada tiene una base de mucha fruta y verdura (contienen fibra, vitaminas y minerales), aceites vegetales no refinados (aceite de oliva, aceite de lino) y pescado azul. Además, en cantidades limitadas hidratos de carbono complejos y naturales (cereales integrales, arroz integral, legumbres, etc). Alimentos como los lácteos, la carne y los huevos y productos como pan blanco y pasta han de ser ingeridos de forma eventual. Otros, como el azúcar o los alimentos procesados industrialmente y las grasas saturadas, deben ser evitados, como veremos más adelante.

Actualmente, somos víctimas de carencias nutricionales importantes que se manifiestan poco a poco en una salud frágil, un sistema de defensas pobre y un envejecimiento celular prematuro. Todo ello es debido a múltiples causas:

Una nutrición desequilibrada.

La pobreza de nutrientes en los alimentos, debido a los métodos agresivos de cultivo actuales y a los procesos industriales.

Nuestra exposición, en la actualidad, a un número mayor de factores oxidativos, como radiaciones, radicales libres, estrés, metales pesados y otros.

Esto crea, en la mayoría de los casos, la necesidad de suplementar vitaminas, minerales y otras sustancias naturales, para cubrir las carencias provocadas por una nutrición errónea.


Alimentos recomendables

Obligados

" Frutas completas y zumos naturales no ácidos. 4/5 Raciones diarias

" Verduras y hortalizas crudas, al vapor, al horno (de hoja verde, todo tipo de coles, raíces, etc). 1 Ración cruda (ensalada) y otra cocinada al día, como mínimo

" Germinados (brotes de soja, de alfalfa, de trigo, etc). 2/3 Veces semanales

" Semillas y nueces (en poca cantidad). 2 Veces semanales o más

" Aceite de oliva virgen prensado en frío, aceite de lino. Diario

" Pescado azul de aguas frías (salmón, arenque, sardinas, boquerones, caballa, trucha de río). Se puede sustituir por una cucharada diaria de "aceite omega-3". 2/3 Veces semanales

" Agua mineral y zumos (3:1). 8 Vasos grandes al día (entre los dos)

Opcionales


" Carnes biológicas (mejor de caza o no estabuladas). Evitar el cerdo.

" Huevos biológicos. 2-6 a la semana

" Cereales integrales (arroz, trigo, avena, centeno, mijo, cous-cous, pasta, pan, etc). Legumbres (soja, lentejas, garbanzos, judías, guisantes, etc). Tofu, seitán.

" Lácteos (mejor olvidar la leche de vaca; la leche de cabra es más digestiva.) Es mejor tomar productos fermentados como yogur biológico (con bifidobacterias, etc) y quesos frescos (mejor de oveja o cabra). 1 Ración diaria, máximo

Se recomienda que todos los alimentos procedan de cultivos o cría biológicos, en la medida de lo posible, debido a la ausencia de pesticidas, metales pesados, antibióticos, hormonas y otras sustancias tóxicas, en su interior.

Alimentos perjudiciales


Limitar su consumo al máximo, ya que, no sólo no aportan ningún nutriente, sino que provocan, tarde o temprano, trastornos en la salud. Son:

" Azúcar refinada y dulces

" Grasas saturadas (de procedencia animal) y grasas "Trans" o hidrogenadas (margarina, bollería, aceites refinados, etc)

" Sal en exceso

" Embutidos (a excepción del jamón ibérico de bellota, en pequeñas raciones)

" Harinas blancas refinadas (pan blanco, pasta blanca, etc)

" Productos procesados industrialmente (productos preparados, precocinados, enlatados, en conserva) con conservantes o colorantes químicos.

" Carne roja y aves, en exceso (más de una vez por semana). Procurar que la carne sea de origen biológico o de caza. En especial, evitar el cerdo y la grasa animal.

" Tabaco y alcohol (sí se recomienda una copa de vino tinto bueno, diaria)

DIETA BASICA SANA


A continuación, exponemos una dieta básica equilibrada, que puede servir como modelo:

1. Líquido

Bebe mucho, en cantidades pequeñas repartidas durante todo el día y entre comidas, un mínimo de 2,5 a 3 litros, entre agua y zumos de fruta, en una proporción de 2/1. Hay que evitar el café en lo posible, los refrescos con cafeína y gaseosas. Evitar la leche de vaca o no superar más de un vaso al día.

2. Desayuno
Fruta, zumos naturales, pan integral con aceite de oliva y tomate. Algo de queso (mejor fresco), frutos secos, malta, infusiones, achicoria. Leche de soja. Tortillas.

3. Almuerzo

Fruta, queso de oveja o de cabra, tomate con aceite de oliva, tortilla española o francesa, boquerones, etc.

4. Comida
Verduras crudas (ensaladas) y cocinadas, arroz integral y cereales integrales (en brotes), legumbres cocidas o en brotes (como lentejas, garbanzos, soja, etc.). Tofu, seitán. Pescado (mejor azul), carne de cordero (sin grasa) o de pollo de granja, pato o pavo, hasta dos veces a la semana. Huevos de granja, pero no fritos. Nunca carne de cerdo ni embutidos: como única excepción: jamón serrano de bellota. Patatas, fruta.

5. Merienda

Yogur con fruta, plátanos, frutos secos, infusiones

6. Cena

Más o menos como la comida, también sopas o hervidos de verduras, etc. Pan integral.