Actualización: Lun, 24 / Ago / 2015 5:24 pm
Lunes, 24 / Ago / 2015

Viste como toda una ejecutiva, con poco presupuesto

Si eres una mujer de negocios, que trabaja en puestos gerenciales, de dirección o administración, ¿cómo lucir profesional, femenina, cómoda y segura para desempeñar nuestro trabajo, con poco presupuesto? 

Viste como toda una ejecutiva, con poco presupuesto
Con estos consejos podrás lograr el look adecuado.

Ése es el gran desafío, así que, manos a la obra:

1. Cabello y maquillaje

Aunque no lo creas, en este aspecto vas a gastar poco dinero: el cabello, por lo general, es corto o al hombro. Siempre debe estar perfectamente peinado, recogido o con una estructura muy bien definida. Nada de colores extravagantes, por lo tanto, no gastarás en tintes o trabajos especiales. 

Para el maquillaje aplica la misma regla: mínimo y natural. Una crema para cuidar tu cutis, una base natural y un maquillaje ligero que destaque tus rasgos será más que suficiente. Busca un tono labial lindo y discreto, que siempre puedas tener contigo para retocar los labios cuando sea necesario.

2. Accesorios, bolsos y zapatos

Tus accesorios igualmente deben de ser mínimos, no llamativos ni ruidosos. Los asesores de imagen te recomiendan llevar aretes pequeños, que no cuelguen o sean muy largos, una cadena al cuello delgada y, si lleva dije, debe ser también pequeño y coordinado con los aretes. Tu reloj, un anillo o argolla si eres casada y no más. 

Los zapatos, idealmente de tacón medio a alto, cómodos que te permitan estar de pie durante periodos largos de tiempo y caminar. Nunca uses zapatos de piso o abiertos. Prefiere los colores sólidos y procura tener dos pares, para que puedas usarlos de manera alternada.

3. Traje, telas y colores

Un básico de una mujer ejecutiva es, sin lugar a dudas, un traje sastre en color oscuro. Esta es la única inversión que tal vez debas hacer. Mientras lo puedes obtener, una falda recta o "corte lápiz”, un pantalón recto, una camisa o blusa blanca y un blazer pueden hacer milagros por ti. 

El éxito es cuestión de trabajar duro y ser paciente. No te sientas mal por no tener más prendas para usar en la oficina, los trajes y más prendas hermosas llegarán. Un abrigo, una gabardina y un traje sastre a tu medida es más que suficiente. La regla es: Menos, es mejor.

4. Uñas y perfume discreto

Uñas cortas o no muy largas, siempre bien arreglas y limpias. Evita los colores llamativos y prefiere todos los naturales y neutros. No necesitas uñas postizas si eres disciplinada y limas tus uñas a menudo; tampoco necesitas manicura cada semana: aliméntate de manera sana y evita los malos hábitos como morderte las uñas, arrancarlas o cosas peores. 

Cuida que tu perfume sea discreto. Una fragancia debe ser cómoda y atractiva, nunca vulgar. Ten presente el profesionalismo como tu sello, no las debilidades de carácter o malos hábitos.

5. Imagen física general

Evita las mini faldas, los escotes profundos o provocadores, por favor. Repito: el profesionalismo es tu sello, tu imagen debe ser tal, que inspires confianza, seriedad y honestidad. Hay un asunto más: cuida con especial celo tu peso, tu higiene y salud en general.

Con información de Emma E. Sánchez / Familias.com