Actualización: Mar, 11 / Jun / 2013 10:36 am
Martes, 11 / Jun / 2013

Bogotá vivirá el XXII Congreso Internacional de Dolor y II Cumbre Iberoamericana de Dolor

Además de medir la presión arterial, la frecuencia cardiaca, hoy los profesionales de la salud hablan de un tema fundamental para prestársele atención: el dolor y por ende, la medición del mismo. 

Bogotá vivirá el XXII Congreso Internacional de Dolor y II Cumbre Iberoamericana de Dolor
Para nadie es un secreto y lo confirman las encuestas, que el dolor es un problema serio, y que justamente en este momento a una de cada dos personas les duele algo, siendo la cabeza, la espalda y el estómago, las molestias más comunes.

Pese a su impacto, encuentran que no se le da la importancia que merece y que en muchas partes ni siquiera se sabe cómo medirlo. Por eso, precisamente, la Asociación Colombiana para el Estudio del Dolor (Aced) celebra del 20 al 22 de junio en el Hotel Sheraton de Bogotá, su XXII Congreso Internacional del Dolor y II Cumbre Iberoamericana de Dolor teniendo como uno de los temas centrales la medición de este signo de alerta y su manejo adecuado.

Considera la doctora Patricia Gómez, presidente de la ACED, que es una realidad que en la mayoría de las instituciones no se está midiendo el dolor y por eso la campaña para promoverlo como el quinto signo vital. Hay una escala numérica que va de cero a diez y el paciente debe decir o trazar una línea en la escala qué tanto siente y en que lo afecta en determinado momento.

¿Qué se gana con eso? Mucho, especialmente para tener un diagnóstico adecuado y el tratamiento más consecuente con la realidad de los pacientes, a lo que se suma un gran componente de educación para los pacientes y para el mismo personal de salud. “Es importante hacer énfasis en que no solo en pregrado sino en posgrado es urgente formar sobre el manejo del dolor, y dentro de los mismos hospitales educar al personal que están manejando a los pacientes día a día, sin olvidar a los familiares que están apoyando a los pacientes continuamente y que sufren el impacto de la calamidad llamada dolor”, explica la doctora Patricia Gómez, presidente de la ACED.

Tratamientos Innovadores
A la par con la medición del dolor, la educación de pacientes y médicos, y el diagnóstico oportuno, otro aspecto fundamental es poder beneficiarse de los avances médicos, que según Patricia Gómez, presidente de la ACED, son varios.

Uno de ellos es la infusión espinal que, explica “son infusiones de medicamentos anestésicos y de opioides que se colocan por vía espinal, por vía epidural, o a veces por vía subaracnoidea, con unas bombas especiales de infusión que se implantan debajo de la piel de los pacientes y que le estén pasando continuamente medicamentos para el dolor”. Es utilizado en casos delicados, como pacientes con dolor por cáncer en quienes ya se han agotado otros recursos.

Otra terapia es la genética, a partir de diferentes estudios que han permitido conocer los receptores específicos del dolor y según esto utilizar el mejor componente farmacológico para el dolor. Esta terapia ha ayudado mucho en la parte de investigación, en ratones de laboratorio y posiblemente un día tenga aplicabilidad en los humanos.

Hospitales sin dolor
Con proyectos como ‘Bogotá sin dolor’ se trabaja en otro tema determinante y es lograr que cada vez se tengan más hospitales sin dolor y con un manejo exitoso de los pacientes que tienen algún tipo de dolor. Es un trabajo conjunto entre la Secretaria de Salud de Bogotá, la ACED, la Federación Latinoamericana de Dolor (FEDELAT) y algunas universidades.

Seis o siete hospitales de Colombia ya son hospitales sin dolor, luego de cumplir con los parámetros de comisión conjunta para acreditación de hospitales (JACHO) y la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP), que incluyen desde algo tan sencillo como medir el dolor. “Falta muchísimo, ojala todos los hospitales de Colombia fueran hospitales sin dolor”, explica la especialista.

Los pormenores del evento
El XXII Congreso Internacional de Dolor y la II Cumbre Iberoamericana de dolor, tendrán lugar del 20 al 22 de junio en el Hotel Sheraton de Bogotá.

Está dirigido a médicos generales y especialistas en las diferentes áreas de la medicina, como anestesiólogos, neurólogos, ortopedistas y personas de otras áreas de la salud como odontólogos, enfermeras, psicólogos y terapeutas. Se hablará sobre técnicas especializadas para el manejo del dolor, cómo poner catéteres de estimulación a nivel del sistema nervioso central, entre otros temas.

En tanto, la cumbre Iberoamericana tendrá a expertos como el doctor Fernando Cervero, Presidente de a IASP; el coordinador para Iberolatinoamérica de la Asociación Internacional de Dolor, doctor José Castro-Lopes; el coordinador de la Federación Latinoamericana de Dolor Fabián Piedimonti y otros invitados de México, Panamá, Venezuela, Ecuador, Brasil, Argentina y Chile.

Por Colombia estará el doctor Carlos Francisco Fernández, Presidente de Sociedades Científicas y ex presidente de la ACED; el doctor Germán Ochoa, quien coordina la Cumbre Iberoamericana, ex presidente de la Asociación de Dolor y consejero de la Asociación Internacional de Dolor.

ABC DEL DOLOR
Según la "International Association of the Study of Pain" el dolor se define como "una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada a un daño real o potencial del tejido, o se describe en términos de dicho daño”.

La problemática del dolor en los pacientes es muy grande, sea agudo, por alguna circunstancia, como un trauma; o crónico, derivado de lesiones antiguas del paciente o producido por el cáncer. También se conocen el dolor en la paciente obstétrica, en el trabajo de parto, y el dolor post operatorio.

La American Pain Society y la American Academy of Pain señalaron conjuntamente que un concepto erróneo sobre el abuso de fármacos no debe impedir que los pacientes reciban la atención que necesitan y merecen, el paciente según la OMS tiene el derecho fundamental a que le quiten el dolor.