Actualización: Mar, 22 / Oct / 2013 9:48 am
Martes, 22 / Oct / 2013

La ciencia detrás de una sonrisa blanca y saludable

Isabel Díaz, Ingeniera Científica de P&G, nos habla sobre los resultados y beneficios de tener una sonrisa saludable.

A lo largo de la historia, escritores y filósofos han tratado de explicar el poder de una sonrisa, el cual han catalogado como un lenguaje universal, algo que vale más que mil palabras y capaz hasta de realizar milagros.

Investigadores como el fisiólogo francés Duchenne de Boulogne, clasificó la sonrisa en dos tipos distintos de gestos, los cuales utilizan diferentes músculos faciales y varían  en un número de características importantes.

Sonrisa Duchenne: Son aquellas sonrisas genuinas en la naturaleza. Son resultado de las emociones de felicidad, diversión y humor.

Sonrisa No – Duchenne: Son sonrisas sociales que se utilizan a menudo como un signo de cortesía, o como una máscara para ocultar otras emociones.

Efectos fisiológicos de una sonrisa saludable

Décadas de investigación sugieren que la sonrisa juega un papel fundamental en la vida, ya que ésta se ve involucrada en interacciones con desconocidos, amigos, familiares y colegas, además de repercutir en el bienestar personal y las perspectivas a largo plazo.

Recientes  investigaciones nos han ayudado a descubrir como la sonrisa puede mejorar a corto y a largo plazo la salud personal en los siguientes 3 niveles:

Manejo del Estrés: Los investigadores encontraron que la sonrisa Duchenne genuina ayuda a manejar el estrés y disminuir las emociones negativas, mientras que las  “no – Duchenne” son sonrisas que no tienen estos beneficios.  Además, los científicos han descubierto que la sonrisa puede reducir los niveles de algunas hormonas que potencializan el estrés  (por ejemplo, el cortisol, la adrenalina y la dopamina) y aumentar el nivel de hormonas que mejoran el estado de ánimo como las endorfinas.

Reducción de los problemas cardiovasculares: De acuerdo a estudios, las personas que  sonreían espontáneamente mientras veían reels de películas, recuperaron sus niveles originales de ritmo cardiovascular más rápido que los que no sonreían, aportando así nuevas ideas para los tratamientos terapéuticos, basados en los sentimientos positivos relacionados con la sonrisa.

Contribución a la longevidad: Un estudio dirigido a las expresiones faciales como sustitutas de las emociones, relacionó la intensidad de la sonrisa con la longevidad de la vida. En este estudio, fueron comparados distintos sujetos, utilizando y analizando estadísticamente sus fotos.

Con dicho estudio se logró identificar una tendencia entre la edad y la sonrisa. La longevidad promedio de los sujetos que no sonreían fue 72,9 años, mientras que la de los sujetos que sonreían parcialmente fue 75,0 años y la de los individuos con sonrisas de Duchenne fue 79,9 años.

Beneficios cognitivos y mentales de sonreír

Según un número de estudios, una sonrisa saludable también puede relacionarse con una actitud más positiva y una capacidad mental más fuerte. De hecho, la Fundación Británica de Salud Dental encontró que la sonrisa puede inducir el mismo nivel de estimulación cerebral que 2.000 barras de chocolate.

Comportamiento positivo: Las personas reaccionan de manera más optimista a las tareas cuando sonríen al completarlas.

Tolerancia al dolor y los estímulos adversos: Algunas investigaciones indican que la sonrisa puede ayudar a aumentar la tolerancia al dolor y la capacidad de manejar adversidades.

Sonrisas diferentes, Mensajes diferentes

Sonreír se ha relacionado con la percepción de optimismo, confianza, alegría, simpatía y sinceridad.

Un estudio en el que 100 participantes clasificaron a la gente sonriendo a diferentes velocidades e intensidades de atracción, honestidad, coquetería y autenticidad,  encontró que las personas que sonreían de forma lenta recibían  evaluaciones más positivas. Generalmente, los sujetos que sonríen de una forma amplia y de forma lenta reciben calificaciones más positivas y son percibidos como personas más atractivas, más confiables y más coquetas que aquellos que ríen rápidamente.

Las sonrisas amplias, donde se pueden ver los dientes del sujeto, están estrechamente asociadas con cualidades como el atractivo, la felicidad, la simpatía, la amabilidad, la ambición y la inteligencia.