San Pedro Claver, el misionero español que se hizo santo en Colombia

El monje catalán San Pedro Claver se empeñó en aliviar el sufrimiento de los esclavos negros en Colombia.

Actualización Mar, 07 / Jul / 2020 1:21 pm

SÍGUENOS EN:

Google News
Conoce la sorprendente historia de San Pedro Claver, el patrono de los esclavos negros. Foto: Shutterstock

Conoce la sorprendente historia de San Pedro Claver, el patrono de los esclavos negros. Foto: Shutterstock

Actualización Mar, 07 / Jul / 2020 1:21 pm

El monje catalán San Pedro Claver se empeñó en aliviar el sufrimiento de los esclavos negros en Colombia.

Entregarse en cuerpo y alma por los más pobres y marginados no es una tarea que se vea con mucha frecuencia, muchos de nosotros decimos tener un espíritu de caridad, pero con un par de acciones, este desaparece y solo nos queda en la conciencia la expresión “Ya no puedo hacer nada”.

Si el monje catalán hubiese permitido que esta frase diera vueltas en su cabeza, con seguridad hubiese obrado como cualquiera de nosotros, pero en cambio, él prefirió que la frase que le rondara fuera “puedo hacer más”.

Y es que fue tan grande y bondadoso el trabajo y la entrega de este sacerdote jesuita que el propio Papa León XIII aseguró durante su canonización que la vida de este hombre de Dios fue la que más lo impresionó, después de la de Jesucristo.

El sacerdote Pedro Claver arribó a Cartagena de Indias en el año 1610. Foto: Pixabay
El sacerdote Pedro Claver arribó a Cartagena de Indias en el año 1610. Foto: Pixabay

San Pedro Claver, cuyo nombre de pila fue Pere Claver Corberó, entregó su vida para aliviar el sufrimiento de los esclavos negros en el puerto de Cartagena de Indias, uno de los más importantes centros receptores de hombres y mujeres traídos esclavizados desde África para trabajar en los trabajos más pesados que imponía la corona española en el Nuevo Mundo.

En el año de 1610 arribó a Cartagena, luego de pedir a sus superiores durante un buen tiempo que lo llevaran con la Compañía de Jesús a realizar trabajos en América en favor de los más necesitados, como lo eran en ese tiempo, indígenas y esclavos.

Al poco tiempo de pisar suelo caribeño se ganó el cariño de los esclavos por su don de gentes y su permanente ayuda, también porque brindaba consuelo espiritual y físico a los hombres y mujeres venidos del continente negro, que en el Virreinato de la Nueva Granada eran tratados peor que bestias salvajes.

San Pedro Claver luchó por el bienestar de los esclavos. Foto: Shutterstock
San Pedro Claver luchó por el bienestar de los esclavos. Foto: Shutterstock

San Pedro Claver se declaró esclavo de los negros para siempre y a pesar de la oposición de los esclavistas y parte de la iglesia, hizo todo lo posible para que cada esclavo conociera el amor de Jesucristo a través de él, brindó cura para su enfermedades y alivio a sus penas, en medio de las tristes condiciones en las que debían sobrevivir; por sus grandes virtudes fue llamado el patrono de los esclavos.

El santo jesuita, no sentía repugnancia por sus hermanos negros ni por sus condiciones miserables, pasaba largas jornadas curando sus heridas y hasta besaba las llagas que les producían los grilletes para bautizarlos y enseñarles el evangelio.

Fue elevado a la categoría de santo en 1888 por el Papa León XIII y su vida es ejemplo de amor, sacrificio, pero especialmente, de amor por sus semejantes sin importar sus condiciones.

Redacción Vida y Estilo Colombia.com Mar, 07 / Jul / 2020 1:12 pm

SÍGUENOS EN:

Google News