Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Santa María Goretti: cosas que no sabes sobre una de las santas más jóvenes

Una niña de tan solo 11 años de edad, se convirtió en una de las santas más jóvenes, al perdonar a su asesino antes de morir, se trata de Santa María Goretti; te contamos algunas cosas sobre ella.

Curiosidades sobre Santa María Goretti: la niña que perdonó a su asesino antes de morir. Foto: Twitter @Santa_Palabra
Curiosidades sobre Santa María Goretti: la niña que perdonó a su asesino antes de morir. Foto: Twitter @Santa_Palabra

Una niña de tan solo 11 años de edad, se convirtió en una de las santas más jóvenes, al perdonar a su asesino antes de morir, se trata de Santa María Goretti; te contamos algunas cosas sobre ella.

Santa María Goretti, mártir de la pureza y santa patrona de la castidad, de las adolescentes, de las víctimas de violación y de la juventud en general, es recordada por su increíble nobleza y capacidad para perdonar, incluso a quien más daño hace, todo con la fortaleza otorgada por Dios y las enseñanzas que deja su Palabra.

A ella se le conmemora cada 6 de julio, pues este fue el día en el que falleció en 1902, luego de que su vecino, Alessandro, quien se había obsesionado con ella, la atacara 14 veces con un cuchillo por resistirse a su violación; aquí te contamos algunos datos curiosos sobre su vida.

Perdonó al asesino

A pesar de todo el sufrimiento que le ocasionó, al acosarla con frecuencia, al intentar violarla ese 5 de julio y al acabar con su vida por el ataque con cuchillo, Santa María Goretti decidió perdonar a Alessandro, su agresor, en el hospital justo antes de morir; pidió además a Dios que le permitiera a él llegar también al paraíso con ella.

Santa María Goretti se le apareció a su agresor en sueños con 14 lirios. Foto: Twitter @RadioMariaSpain
Santa María Goretti se le apareció a su agresor en sueños con 14 lirios. Foto: Twitter @RadioMariaSpain

Ofreció sus sufrimientos a la Virgen María

Por la gravedad de sus heridas, Santa María Goretti tuvo que ser operada, y no fue posible ponerle anestesia por su estado delicado; no obstante, esta noble niña nunca se quejó por los dolores y, por el contrario, ofreció todos sus sufrimientos a la Virgen María.

Fue una hija ejemplar

Poniendo su vida y la de su familia en manos de Dios, Santa María Goretti intentaba calmar a su madre de la angustia por tener que hacerse cargo del hogar, tras la muerte de su esposo; además demostró siempre ser una hija inigualable, ayudando en los quehaceres de la casa, rechazando siempre las malas palabras y cuidando a sus hermanos menores.

No asistió a la escuela

Las dificultades económicas por las que atravesó la familia de María Goretti hicieron que la pequeña no pudiera asistir a tomar clases en una escuela, sin embargo, nunca le faltó educación en valores, pues esta siempre le fue impartida por sus padres.

Trabajó desde muy pequeña

Siempre fue muy responsable y considerada con sus padres, por lo que los ayudaba vendiendo huevos, preparando la comida de los campesinos de los campos del conde Mazzoleni y remendando ropa.

Sus vecinos la ayudaron a hacer la Primera Comunión

Cuando María Goretti le manifestó a su madre que quería hacer la Primera Comunión, ella le manifestó que era imposible pues no tenían dinero, no obstante, esta niña consideraba que la necesitaba pues no podía estar sin Jesús; es por esta razón que sus vecinos decidieron ayudarla para que se preparara para recibir el sacramento y le brindaron la ropa que necesitaba para ese gran día.

Su agresor se convirtió

Alessandro se arrepintió por su crimen mientras pagaba 30 años de prisión, luego de ser visitado por el Obispo de Noto, Monseñor Giovanni Blandini, y de tener una revelación de María Goretti en sueños, donde derramó sobre él 14 lirios, el mismo número de puñaladas que le propinó. Al salir, pidió perdón a la madre de esta niña, brindó su testimonio para su beatificación y fue admitido en la Tercera Orden de San Francisco.

Artículos Relacionados

+ Artículos