Actualización: Mié, 22 / Jun / 2011 4:14 pm
Miércoles, 22 / Jun / 2011
Media: 4

Ehyy ¡Exfóliate los pies!

La epidermis de los pies, 10 veces más espesa que la piel del rostro, reacciona endureciéndose ante los continuos roces a los que se somete.

Ehyy ¡Exfóliate los pies!
Para evitar durezas y callosidades, ¡hay que exfoliarlos! Una etapa esencial para conseguir unos pies bonitos.

Normalmente, siempre nos centramos en el cuidado del rostro y del cuerpo y, tendemos a olvidarnos de los pies. A continuación te explicamos cómo conseguir unos pies bonitos.

Trucos para el cuidado de los pies

Los pies nos trasladan a diario y suelen sufrir el roce al que están continuamente sometidos y a las durezas y otras callosidades que salen como consecuencia. La respuesta cosmética reside en una exfoliación semanal que favorece la regeneración cutánea y una mejor penetración de las cremas hidratantes para pies.

Si quieres conseguir una exfoliación natural, puedes preparar tu propia fórmula casera: mezcla en la palma de la mano una cucharada sopera de aceite de almendra y una cucharadita de café de azúcar. Y ahora, ¡sólo tienes que exfoliar los pies!
Un gesto relajante

La exfoliación de pies es la ocasión perfecta para relajarse. Aprovecha el momento para realizar un masaje en la planta del pie para relajar y estimular el retorno venoso y mejorar así la circulación sanguínea. Utiliza para ello una crema hidratante.

Tener los pies bonitos es muy sencillo: sólo necesitas tres minutos de exfoliación cada semana. Haz un esfuerzo.
Media: