Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Condenan a 1.090 años de prisión al líder de una peligrosa pandilla en El Salvador

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha declarado una guerra total en contra de las pandillas o ‘maras’ en su país, y no solo con altas condenas, sino autorizando uso letal de la fuerza hace frente al gran problema de delincuencia organizada en su país.

Actualización
En El Salvador han decidido mezclar a integrantes de pandillas enemigas en las mismas celdas. Foto: Youtube
En El Salvador han decidido mezclar a integrantes de pandillas enemigas en las mismas celdas. Foto: Youtube

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha declarado una guerra total en contra de las pandillas o ‘maras’ en su país, y no solo con altas condenas, sino autorizando uso letal de la fuerza hace frente al gran problema de delincuencia organizada en su país.

Nayib Bukele, presidente de El Salvador ha declarado una lucha sin cuartel contra la delincuencia en su país, dominado por la presencia de pandillas conocidas como ‘maras’, que durante décadas han sembrado el terror entre la población y que cuentan con miles de miembros en todo el territorio nacional.

La presencia de las pandillas en El Salvador no solo causa estragos en las calles y barrios del país, también lo hace en los establecimientos penitenciarios, en donde imponen su ley y sostiene violentos enfrentamientos con agrupaciones delictivas enemigas.

Esta guerra entre pandillas en El Salvador dejó más de 80 personas fallecidas en solo 3 días, por lo que el presidente y las diferentes autoridades policiales y judiciales han reforzado su accionar para limitar el de los grupos delincuenciales.

Estos grupos están dedicados a todo tipo de negocios ilícitos y a la comisión de delitos como robos, extorsión, secuestros y violaciones, además de controlar el mercado de producción y distribución de drogas, se presume también, que dentro de sus filas se encuentran miembros de países vecinos.

Estas pandillas o ‘maras’ no solo tienen presencia en El Salvador y países vecinos de Centroamérica, sino que también cuentan con miembros organizados en los Estados Unidos, en donde se disputan el control territorial en barrios marginales habitados por latinos.

César Alfredo Romero Chávez, jefe de los ‘mara Salvatrucha' (MS-13), una de las pandillas más poderosas y peligrosas de El Salvador, fue condenado a 1.090 años de cárcel acusado por 24 asesinatos, entre ellos el de un policía y el del hijo de un reconocido periodista del país.

Los delitos por los que fue condenado el líder pandillero ocurrieron entre los años 2017 y 2018, y varios miembros pandilleros recibieron condenas que oscilan entre los 3 hasta los 500 años de prisión.

El presidente Bukele ha sido criticado porque tomó la decisión de juntar a miembros de varias pandillas en las mismas celdas acabando con la costumbre de poner en los mismos patios a miembros de una misma pandilla, esto supone un aumento en la violencia en el interior de los penales al desatarse enfrentamientos entre las ‘clicas’ como los mismos pandilleros llaman a sus grupos.

El Salvador y su gobierno están empeñados a sacar de su país de la lista de las naciones más violentas y peligrosas del mundo, y ha autorizado el uso letal de la fuerza para enfrentar a los peligrosos miembros de las ‘maras’.

Durante las cuarentenas estrictas en El Salvador, obligadas por la pandemia de la COVID-19, se elevaron los hechos de sangre en el país y el mandatario ha dicho que todo aquel que se oponga resistencia será abatido con fuerza proporcional y posiblemente letal de la fuerza pública.

Artículos Relacionados

+ Artículos