Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Condenan a expolicías por tortura y muerte de estudiantes durante la dictadura argentina

Dos expolicías argentinos de 93 y 81 años fueron condenados a cadena perpetua por secuestro, tortura y asesinato de estudiantes en la llamada “Noche de los lápices” durante la dictadura argentina ocurrida entre 1976 y 1983.
 

A pesar de su edad, 93 años, Miguel Etchecolatz, expolicía argentino fue condenado a cadena perpetua. Foto: Twitter @malditasuertefm
A pesar de su edad, 93 años, Miguel Etchecolatz, expolicía argentino fue condenado a cadena perpetua. Foto: Twitter @malditasuertefm

Dos expolicías argentinos de 93 y 81 años fueron condenados a cadena perpetua por secuestro, tortura y asesinato de estudiantes en la llamada “Noche de los lápices” durante la dictadura argentina ocurrida entre 1976 y 1983.
 

La dictadura argentina, uno de los hechos más sombríos en la historia del país del sur de América, fue un lapso en el que miles de argentinos padecieron los rigores de una dura represión, que, a 45 años de haberse iniciado, aún sigue viva en los recuerdos de la nación y los familiares de las víctimas, como en los de la justicia.

Los genocidas y expolicías argentinos Julio Garachico y Miguel Etchecolatz fueron condenados a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad contra 7 víctimas, entre ellas un estudiante que aún continúa desaparecido y que hizo parte de la denominada “Noche de los lápices”, un episodio crudo que todavía sigue latente.

La noche de los lápices es conocida una serie de secuestros de estudiantes de escuelas secundarias ocurrida el 16 de septiembre de 1976 y días posteriores, estos jóvenes en su mayoría eran menores de 18 años y fueron torturados antes de ser asesinados.

El Tribunal Oral Federal Número 1 de La Plata de la provincia de Buenos Aires condenó a Miguel Osvaldo Etchecolatz, director de investigaciones de la Policía de Buenos Aires entre 1976 y 1979 fue juzgado como autor de privación ilegal de la libertad, torturas y homicidio calificado en contra de Alejandro Sánchez y Norberto Rodas.

Etchecolatz había sido condenado y juzgado en 2006 por secuestro y torturas en contra de Julio López, retenido en octubre de 1976 y que tenía como profesión ser albañil. López dio declaraciones a la justicia entre 1999 y 2006, pero a partir de este último año desapareció.

Miguel Osvaldo Etchecolatz cuenta actualmente con 93 años y se encuentra recluido en el Complejo Penitenciario Federal 1 de Ezeiza.

Julio Garachico, exjefe del Servicio Externo de la Unidad Regional de La Plata cuenta con 81 años y recibió la sentencia desde su casa en la ciudad de Mar del Plata en donde tiene prisión domiciliaria.

Garachico fue acusado de ser coautor de los delitos de privación ilegal de la libertad de Julio López, Ambrosio de Marco, Patricia Dell’Orto, Alejandro Sánchez, Norberto Rodas, Francisco López Muntaner, estudiante de secundaria y del único sobreviviente del grupo, Guillermo Cano.

En 2014 Garachico fue condenado por crímenes cometidos en un centro clandestino de detención conocido como “La Cacha”.

Los jóvenes secuestrados durante la noche de los lápices reclamaban la vigencia del boleto estudiantil, estos estudiantes, en total de 10, fueron sacados de sus casas o interceptados en la calle por efectivos de la Policía adscritos a los órganos del régimen militar instaurado en Argentina.

Los estudiantes secuestrados fueron retenidos y torturados durante semanas, 6 de ellos murieron sin que se supiera el paradero de sus restos y 4 lograron sobrevivir.

Artículos Relacionados

+ Artículos