Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Explosión en Ecuador mantiene alerta a las autoridades ante escalada violenta de bandas

La explosión del domingo en Ecuador que mató a 5 personas y dejó a 17 heridas, presuntamente se debe a guerra entre bandas, pues esta pasó de las cárceles a las calles del país.

La explosión del domingo en Guayaquil evidencia una sangrienta guerra entre bandas delincuenciales. Foto: Youtube
La explosión del domingo en Guayaquil evidencia una sangrienta guerra entre bandas delincuenciales. Foto: Youtube

La explosión del domingo en Ecuador que mató a 5 personas y dejó a 17 heridas, presuntamente se debe a guerra entre bandas, pues esta pasó de las cárceles a las calles del país.

Ecuador sufre el embate de la violencia y su principal puerto, Guayaquil, fue el epicentro de un hecho de barbarie con una explosión que dejó cinco muertos en la mañana del domingo, sin embargo, dos días después, las autoridades del país vigilan el estado de excepción en la ciudad

Guayaquil, puerto sobre el pacífico con 3 millones de habitantes, se ha convertido en los últimos años en la ciudad con el mayor índice de delincuencia en el país y el número de homicidios representa la tasa más alta en una nación con casi 18 millones de habitantes.

Desde hace dos años se presentan motines sangrientos con decenas de muertos en las cárceles, pero tristemente esta es solo una expresión de la violencia entre bandas delincuenciales en el país, porque en las calles del puerto se hace evidente la guerra entre organizaciones delictivas organizadas y muy peligrosas que se disputan el control del narcotráfico y diferentes negocios ilegales.

Aunque se han presentado hechos de violencia en las cárceles, algunos descritos como verdaderas carnicerías con cuerpos mutilados, las explosiones o atentados dinamiteros son algo poco común en el país, por eso la explosión del domingo pasado ha estremecido a sus habitantes y puesto en alerta a sus autoridades.

La explosión fue producida por la detonación de un artefacto casero y causó la muerte de 5 personas y heridas en 17, dos de ellas de extrema gravedad, las investigaciones policiales apuntan a que el ataque estaba dirigido en contra de dos miembros de la banda delictiva ‘Los Tiguerones’, dos hombres conocidos con los alias de ‘Cucaracho’ y ‘Junior’.

Las autoridades tienen una teoría y esta se centra en que el atentado contra Cucaracho y Junior pudo ser ordenado por miembros de su propia banda para vengar alguna traición o delación por parte de estos, no obstante, todo esto es motivo de las investigaciones policiales.

Los Tiguerones nacieron como extensión local en la ciudad de Esmeraldas de la banda Los Choneros, pero a finales de 2020 fue asesinado ‘Rasquiña’, el líder de Los Choneros, lo que permitió un resquebrajamiento en sus filas y la consolidación de Los Tiguerones como una banda con inmenso poder.

El aumento del narcotráfico en Ecuador ha permitido el ascenso de diferentes bandas, y los Tiguerones, junto con Los Lobos, se han convertido en agrupaciones que preocupan a las autoridades y a la población ecuatoriana, y sus enfrentamientos en las cárceles dejan el triste recuento de los últimos años.

Las bandas delincuenciales en Ecuador trabajan en asocio con algunos carteles mexicanos y reciben cocaína desde Colombia, la almacenan y la transportan a aeródromos o puertos desde donde es enviada a Centroamérica o a los Estados Unidos.

Artículos Relacionados

+ Artículos