Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Presidente de Francia arremete contra los no vacunados por la COVID-19 en su país

Emmanuel Macron, presidente de Francia arremetió contra los no vacunados contra la COVID-19 en su país y manifestó que su estrategia para frenar los contagios es la de ´fastidiar´ a quienes no han recibido los biológicos.

Emmanuel Macron ha desatado una tormenta por su ´estrategia´ contra los no vacunados contra la COVID-19. Foto: Twitter @nytimes
Emmanuel Macron ha desatado una tormenta por su ´estrategia´ contra los no vacunados contra la COVID-19. Foto: Twitter @nytimes

Emmanuel Macron, presidente de Francia arremetió contra los no vacunados contra la COVID-19 en su país y manifestó que su estrategia para frenar los contagios es la de ´fastidiar´ a quienes no han recibido los biológicos.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, genera toda clase de sensaciones con las declaraciones a sus ciudadanos y los medios de comunicación, y la última, ocasionó una ola de indignación, justo cuando restan 3 semanas para las elecciones presidenciales en las que él aspira ganar para sumar otros cinco años en poder del país galo, a pesar de que todavía no lo confirma, pero es dado por un hecho por los analistas políticos.

El exministro y exbanquero de 44 años no ha gozado de acierto con sus declaraciones, las cuales han estado salpicadas de tintes clasistas, como cuando en alguna oportunidad afirmó que en las estaciones de trenes en Francia ´se encuentran personas exitosas y aquellas que no son nada´.

Emmanuel Macron ha sido protagonista de la dura etapa de la COVID-19 que vive Francia, que en el inicio del año nuevo ha contado hasta 335.000 nuevos casos de contagio en un solo día, situación facilitada por el enorme movimiento antivacunas que ha hecho que millones de franceses no tengan entre sus prioridades recibir los biológicos para combatir la enfermedad que ha dejado en su territorio más de 125.000 personas fallecidas desde la declaración de la emergencia sanitaria en el mes de marzo de 2020.

En una entrevista concedida al diario Le Parisien el presidente Macron manifestó que “A los no vacunados tengo muchas ganas de fastidiarlos. Y eso es lo que continuaremos haciendo hasta el final. Es esta la estrategia”.

Cuando hablaba de ´fastidiar´ el verbo que pronunció fue el de ´emmerder´, que coloquialmente significa ´joder´, lenguaje que sorprendió a millones de franceses por no ser el esperado en un jefe de estado.

Actualmente las autoridades de Francia intentan la aprobación de un nuevo pasaporte de vacunación en sustitución del actual, con este se pretende que los mayores de 12 años no puedan asistir a restaurantes, gimnasios, muesos, cines ni tomar ciertos medios de transporte, a menos de que presenten una prueba negativa de menos de 24 horas de expedición.

Valérie Pécresse, candidata a la presidencia por el partido derechista Los Republicanos lamentó las palabras del primer mandatario de los franceses y dijo encontrarse indignada y aseguró que a Macron “no le corresponde escoger entre buenos y malos franceses ".

Macron es un exbanquero que siempre se ha mantenido dentro de los altos círculos sociales de Francia, se le considera elitista y no ha gozado de mucha popularidad en su mandato, especialmente entre las clases populares y obreras que lo consideran un arribista y otro miembro de la burguesía.

Artículos Relacionados

+ Artículos