Pripyat, la ciudad fantasma que dejó Chernobyl

El tiempo pasa y la verdad sobre este desastre parece extinguirse como lo hizo la Unión Soviética.

Actualización • Jue, 13 / Ago / 2020 0:10 am

SÍGUENOS EN:

Google News
Algunas estructuras se mantienen en pie como muestra de que allí hubo vida alguna vez. Foto: Pixabay

Algunas estructuras se mantienen en pie como muestra de que allí hubo vida alguna vez. Foto: Pixabay

Actualización • Jue, 13 / Ago / 2020 0:10 am

El tiempo pasa y la verdad sobre este desastre parece extinguirse como lo hizo la Unión Soviética.

El 26 de abril de 1986 será recordado por el mundo como una fecha fatídica para el pueblo de Ucrania, aquel día una explosión en la central nuclear Vladimir Ilich Lenin afectó a las ciudades de Chernobyl, ubicada a 17 kilómetros y a la de Pripyat a 3, que, a pesar de estar más cerca, no prestó su nombre para rotular este catastrófico evento.

Aunque 36 horas antes se produjo la evacuación de las ciudades que involucró a cerca de 50.000 personas, el desastre que produjo este accidente, es considerado como una de las catástrofes medioambientales más graves de la historia.

La causa de la tragedia se originó en el sobrecalentamiento del núcleo del reactor número 4 en un proceso de reducción de potencia, que generó a su vez dos explosiones sucesivas y un gran incendio. Las explosiones volaron la tapa del reactor cuyo peso era de 1.200 toneladas expulsando material radioactivo y ocasionando una gran nube compuesta por uranio, erbio, boro, circonio y europio, en un número mayor a los lanzados en la bomba atómica sobre Hiroshima en 1945.

Las semanas siguientes al accidente ocasionaron que la alarma de radiactividad se encendiera en 13 países de la Europa del este y central, también se produjo la muerte de 31 personas, dos empleados de la central de forma directa por la explosión y luego los restantes 29, víctimas de la radiación, haciendo que el gobierno de la Unión Soviética evacuara a más de 100.000 personas. 

Un proceso de descontaminación a cargo de personas de la región llamados liquidadores involucró en número a 600.000 en las zonas circundantes y se creó un área especial llamada zona de alienación que aisló 30 kilómetros cuadrados alrededor de la central nuclear y que hoy, 34 años después, continua vigente.

Diversos trabajos para aislar los reactores se han llevado a cabo desde aquel entonces, el último, realizado en el año 2000 construyó un sarcófago para mantener seguro el interior de uno que se encontraba activo y al que la degradación natural comenzaba a afectar.

Mucho se habló y se escribió sobre las consecuencias de la explosión nuclear pero las especulaciones fueron mayores al respecto, la radiación generó secuelas como cáncer en las personas que la radiactividad afectó, así como deformaciones en recién nacidos.

Hoy no existe un informe real de víctimas directas e indirectas, solo quedan como evidencia las estructuras y los edificios vacíos, testigos de un suceso apocalíptico que la humanidad espera no volver a repetir.

Juan Carlos Garcia Sierra • Colombia.com • Mié, 12 / Ago / 2020 11:51 pm