Colombia: Abusos de militares a niñas indígenas sería más común de lo que se cree

El abuso a una niña indígena embera chamí, en Risaralda, sirvió como detonante para conocer más casos de militares involucrados en estos hechos.

Actualización • Mar, 30 / Jun / 2020 7:03 am

SÍGUENOS EN:

Google News
Mujeres embera protestaron frente al Cantón Norte en Bogotá. Foto: EFE

Mujeres embera protestaron frente al Cantón Norte en Bogotá. Foto: EFE

Actualización • Mar, 30 / Jun / 2020 7:03 am

El abuso a una niña indígena embera chamí, en Risaralda, sirvió como detonante para conocer más casos de militares involucrados en estos hechos.

En los últimos días, los colombianos recibieron una noticia considerada como “atroz”, al conocerse el secuestro y abuso a una menor de edad, perteneciente a la comunidad indígena embera chamí, por parte de siete miembros del Ejército nacional, en el municipio de Puerto Rico, departamento de Risaralda.

Según la versión de la Fiscalía General, la niña, que aún no cumple los 14 años, habría sido abusada por seis de los siete militares, mientras que el restante participó como cómplice de los hechos.

“La Fiscalía produjo en menos de 72 horas un resultado contundente contra un hecho doloroso. Hoy la Fiscalía les imputó cargos a siete soldados regulares que prestan su servicio obligatorio en el Batallón de Alta Montaña de Génova, Quindío, y que estaban en apoyo operacional en el Batallón de Artillería en la ciudad de Pereira", dijo el fiscal general, Francisco Barbosa, el pasado 25 de junio durante una rueda de prensa en Cali.

Niña en Guaviare

Ahora bien, en las últimas horas se conoció que ese no es el primer caso que se ha reportado sobre un acceso carnal violento a una menor indígena en el país. El pasado 29 de junio, el subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), Ariel Ávila, dijo, por medio de su espacio en la Revista Semana, que el Ejército ya estaría investigando al menos cinco casos de abuso contra menores por parte de uniformados de la institución, de los que haría parte el de una menor de la comunidad nukak makú, en San José del Guaviare.

De acuerdo con Ávila, la adolescente, de 15 años, habría sido retenida y abusada por un grupo de militares del Batallón de Infantería Joaquín París, en septiembre del 2019. Según la investigación, la menor habría sido secuestrada por al menos cinco días (del 8 al 13 de septiembre), tiempo en el que los soldados abusaron de ella.

“Por las condiciones de lo que relató la menor, podría ser considerado un caso de esclavitud sexual”, explicó Ávila a la revista.

Por su parte, el Ejército nacional respondió a la denuncia realizada por el subdirector de Pares asegurando que ya se tenía conocimiento de esta situación, y que desde el año pasado, tanto las Fuerzas Militares como la Procuraduría General y la Fiscalía, ya vienen tomando cartas sobre el asunto. 

En un comunicado oficial emitido por el Comando de la Vigésima Segunda Brigada de Selva se asevera que el proceso disciplinario contra los militares ha sido dirigido por la oficina regional de la Procuraduría en Guaviare desde principios de este 2020, mientras que el proceso judicial está a cargo por la fiscalía 02 local de San José del Guaviare.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

¿Tema cotidiano?

Sin embargo, tal parece que lo que ha sorprendido a la mayoría de los colombianos, es una problemática que ya se ha vuelto costumbre en varias zonas rurales que habitan comunidades indígenas en el país.

"No es ninguna excepción. Esa es la realidad de muchas de las niñas indígenas", dijo Armando Valbuena, vocero de la Organización Nacional Indígena de Colombia, en entrevista con BBC.

Según lo comunicado por Valbuena, los ataques de soldados de la Fuerzas Militares a niñas de comunidades indígenas como las embera o las wayúu (en el norte de Colombia), así como de menores afrocolombianas, es un tema que se presenta más de lo que se cree en el territorio colombiano.

Además, el vocero aseguró que el problema pasa a una dimensión mayor, si se tiene en cuenta la participación de grupos insurgentes y de “paramilitares”, que también actúan en contra de los derechos sexuales de las menores de comunidades étnicas en Colombia.

Según un estudio realizado por la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad (Limpal), en Colombia son abusadas a diario unas 55 niñas y/o adolescentes. Es decir que, por año, se podría estimar la cifra de vejaciones contra menores en más de 20 mil casos en todo el territorio colombiano.

Christopher Ramírez • Colombia.com • Mar, 30 / Jun / 2020 5:28 am