Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Chalecos usados en robo a fundidora de oro en Medellín pertenecían al Fondo de Vigilancia de Bogotá

Miguel Caballero MC Armor asegura que los chalecos fueron vendidos al Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá en el 2012.

Actualización
Chalecos antibalas utilizados en el robo en Medellín. Foto: Twitter @Petrorianosky15
Chalecos antibalas utilizados en el robo en Medellín. Foto: Twitter @Petrorianosky15

Miguel Caballero MC Armor asegura que los chalecos fueron vendidos al Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá en el 2012.

Tras el robo que ocurrió en una bodega de oro en Medellín el pasado jueves 4 de noviembre. Entre muchos otros materiales, las autoridades decomisaron los chalecos antibalas usados por varios de los asaltantes, descubriendo que estos hicieron parte del Fondo de Vigilancia de Bogotá, entidad que en el año 2016 fue liquidada y hacia parte de la Secretaría de Seguridad.

Tras los cuestionamientos que se ocasionaron por este incidente, Aníbal Fernández de Soto, el secretario de Seguridad, informó que desde el Fondo de Vigilancia de Bogotá habrían salido algunos de los chalecos antibalas usados por los ladrones, y que aunque la entidad ya no se encuentra operando, la Secretaría ha dado inicio con las investigaciones correspondientes para esclarecer cómo dichos elementos llegaron a manos de los asaltantes. 

Foto: Twitter

Por su parte, la compañía que comercializa estos elementos de protección,  Mc Armor-Miguel Caballero Colombia, aseguró que los chalecos, fueron vendidos al Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá en el 2012.

Miguel Caballero, el presidente ejecutivo de la empresa confirmo que los chalecos recuperados por la Policía Metropolitana tienen su marca y que las etiquetas fueron adulteradas con un número de serie distinto al original.

“Queremos confirmar que los chalecos blindados incautados en dicho operativo, son productos adulterados bajo el número de serie 141678, de una venta realizada en el 2012 al Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá”, dice el comunicado publicado en Instagram.

Caballero agregó que esta no es la primera denuncia que realizan ante un caso similar, pues la preocupación viene desde septiembre, cuando descubrieron que una periodista afiliada a una organización portaba uno de sus chalecos.

Al entrar en contacto con dicha organización, confirmaron que se trataba del mismo lote de 2012 vendido originalmente a la Administración de la capital y que fue comercializado por un tercero en un almacén de indumentaria militar en Bogotá.

“Nosotros, en el mes de septiembre, colocamos unas denuncias ante la Fiscalía, porque unas personas inescrupulosas están vendiendo chalecos vencidos y usadas del Fondo de Vigilancia de Bogotá que ya no existente. Esto fue un contrato de 2012 y de esos chalecos han aparecido en la ciudad y en el país con nuestra marca”, explicó Caballero.

Foto: Instagram

Por otro lado y contrario a las versiones anteriores, las autoridades confirmaron este viernes 5 de noviembre, que los delincuentes que lograron huir después de protagonizar el robo en la fundidora de oro de Medellín, se llevaron tres mil gramos de oro sin procesar, cuyo costo supera los 500 millones de pesos.

Artículos Relacionados

+ Artículos